Actualidad
Tendencia

El Gobierno ha aprobado el nuevo bono joven de alquiler: requisitos edad y cuantiás

El Consejo de Ministros da luz verde a la nueva ayuda, que será compatible con otras del plan estatal y se solicitará a través de las comunidades autónomas.

Los nuevos requisitos del Ingreso Mínimo Vital en 2022

Mi casero no quiere devolverme la fianza ¿qué puedo hacer?

Ocho cláusulas ilegales que puedes encontrar en un contrato de alquiler


El Gobierno ha aprobado en Consejo de Ministros el bono joven de alquiler y el Plan Estatal para el Acceso a la Vivienda 2022-2025, que incluye 1.717 millones de euros en nuevas ayudas, dirigidas a los colectivos más vulnerables. El bono busca la «emancipación y el acceso a la vivienda digna».

El plan estatal de vivienda 2022-2025 establece un nuevo paquete de ayudas para la población vulnerable, así como para los promotores de vivienda en alquiler asequible.

Para su ejecución, el Ministerio suscribirá convenios de colaboración con las comunidades autónomas y condicionará la financiación estatal a que estas cofinancien las medidas en determinados porcentajes que especifica el texto.

¿Quiénes pueden solicitar este bono?

Para acceder al bono hay que cumplir una serie de requisitos. El primero será la edad: podrán acceder aquellos que tienen entre 18 y 35 años. Otro requisito será que su salario sea inferior a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), unos 24.319 euros en el 2022. Al anunciarse la medida, en el 2021, esta cuantía era de 23.725 euros anuales.

La vivienda deberá ser la residencia habitual del beneficiario y se deberá constar como arrendatario en el contrato o constar como cesionario.

Con carácter general será de 600 euros, porque se entiende que si una persona paga más de esa cantidad es porque tiene circunstancias que se lo permiten y no es vulnerable ante los precios del alquiler. Sin embargo, como ya sucedió con otras medidas de la pandemia, las comunidades autónomas que lo deseen podrán subir ese límite a 900 euros.

¿Cómo será la aplicación de dicho bono?

La ayuda será mensual con un máximo de 250 euros, durante 2 años. El bono no se aplicará sobre la vivienda, sino sobre el solicitante. Es decir, puede darse que en la misma vivienda haya más de un receptor.

Sería el caso de pisos compartidos, donde los inquilinos alquilan habitaciones. En estos supuestos, se dará siempre que la habitación arrendada cueste menos de 300 euros. El máximo que se recibirá será igualmente de 250 euros.

El bono tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero, por lo que cuando se activen los procesos y se conceda se recibirán las ayudas atrasadas.

Por el momento no se conocen plazos sobre inicio de las solicitudes, si bien suelen iniciarse tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), o los canales que se ofrecerán. El Ejecutivo plantea como plazo máximo para su activación el periodo entre, un mes y medio y dos meses. Siempre teniendo en cuenta que esta ayuda tendrá efectos retroactivos desde el 1 de enero. La gestión recaerá en las comunidades autónomas.

Compatibilidad con otras ayudas

Según se avanzó en el anuncio de la medida el pasado octubre, en el caso de las familias más vulnerables se podrán sumar otras ayudas estatales o autonómicas destinadas al alquiler con ciertos límites.

En términos más amplio, se contempla que sea compatible con el cobro del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba