Cuidado, si recibes estos mensajes de tu banco se trata de una estafa
ActualidadCiberseguridad

Cuidado, si recibes estos mensajes de tu banco se trata de una estafa

La Policía Nacional alerta contra las noticias falsas y las estafas con su campaña: #Stopbulos

La OSI avisa de estafas mediante SMS que pueden suscribirte a servicios premium para cobrarte

¿Problemas de Ciberseguridad? Contacta con el INCIBE


Desde la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), perteneciente al Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Han alertado de que están circulando varias campañas de envíos de correos electrónicos (‘phishing’) y SMS (‘smishing’) fraudulentos que suplantan a entidades bancarias como CaixaBank, Santander o BBVA con el objetivo de robar las credenciales de los usuarios a través de técnicas de ingeniería social.

Recientemente la entidad emitió un aviso de riesgo alto pidiendo a los afectados por esta estafa que contacten cuanto antes con su banco y modifiquen sus claves de acceso.

¿Cómo funcionan las estafas de este tipo?

El ‘modus operandi’ de los ciberdelincuentes es bastante común: todo empieza con un correo electrónico o usuario que aparenta ser del banco y contiene un cebo para que el usuario haga clic en un enlace; por ejemplo, que su cuenta será suspendida si no confirma determinada información o que es necesario acceder a su plataforma de banca ‘online’ para realizar una actualización. Dicho enlace redirige a una página falsa que simula ser la página del banco y donde se solicitan las credenciales.

Los correos electrónicos detectados por la OSI tienen asuntos como: “Número de cliente: # 534586 / Actualización” o “Banco Santander”, aunque no se descarta que existan otros encabezados distintos ni que se haya suplantado a otras entidades además de las mencionadas.

Cómo consiguen los ciberdelincuentes nuestros datos

El contenido de los mensajes suele tener errores gramaticales u ortográficos que delatan su carácter fraudulento. Además, es habitual que contengan llamadas apremiantes para que la víctima pulse rápido el enlace y no tenga tiempo a analizar la situación.

Tras introducir las credenciales de acceso, se redirige al usuario a otra página donde se solicitan más datos personales, como el número de teléfono o, incluso, información sobre su tarjeta de crédito.

Al final del proceso, se redirige al usuario a la página legítima del banco, de tal forma que este crea que se ha producido un error en la propia web y por ello no ha podido acceder a su cuenta. Sin que sospeche, los ciberdelincuentes ya estarían en posesión de todos sus datos.

Precauciones que podemos tener en cuenta

Para evitar caer en la trampa, desde el INCIBE se ofrecen las siguientes recomendaciones:

  1. No abras correos de usuarios desconocidos o que no hayas solicitado, elimínalos directamente. No contestes en ningún caso a estos correos.
  2. Ten precaución al seguir enlaces y descargar ficheros adjuntos de correos, aunque sean de contactos conocidos. Los ciberdelincuentes se apoyan en estrategias de ingeniería social para hacerte caer en la trampa.
  3. Revisa la URL de la página web. Si no hay certificado (https) o si no corresponde con el sitio al que accedemos, no facilites ningún tipo de información personal: nombre de usuario, contraseña, datos bancarios, etcétera.

Además, se deben tomar una serie de precauciones a la hora de acceder a los servicios de banca online para asegurarnos de que son seguros:

  • Cierra todas las aplicaciones o programas antes de acceder a su web.
  • Escribe directamente la URL de la entidad en el navegador, en lugar de llegar a ella a través de enlaces disponibles desde páginas de terceros o en correos electrónicos.
  • Si prefieres hacer uso de la ‘app’ del banco para los distintos trámites, asegúrate de que descargas la aplicación oficial.
  • No accedas al servicio de banca ‘online’ desde dispositivos públicos, que no sean fiables o que estén conectados a redes wifi públicas.

Qué ocurre si ya hemos sido víctimas de la estafa

Si has recibido un correo o mensaje de estas características, accedido al enlace y facilitado tus datos de acceso (NIF, identificador, contraseña o número de teléfono), contacta lo antes posible con la entidad bancaria para informarles de lo sucedido.

Además, es aconsejable modificar la contraseña, tanto del banco como de aquellos servicios en los que se utilice la misma, y establecer claves distintas para cada servicio.

También es recomendable poner en aviso a la entidad a través de la cual se ha realizado la estafa, es decir, si han usurpado la identidad de tu banco, es recomendable que te pongas en contacto con tu entidad bancaria para que conozcan el delito.

Información adicional

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba