Actualidad

Aprobada la primera ley estatal de servicios sociales

Elimina algunas trabas burocráticas, como el requisito de estar un tiempo empadronado para acceder a ayudas.


Aprobada la primera ley estatal de servicios sociales, en el ultimo consejo de Ministros. La cual establece unos mínimos comunes en el conjunto del Estado y reduce las barreras de acceso a la protección social y posibilita la movilidad territorial.

El anteproyecto, aspira a garantizar una protección básica en todo el país a través de un catálogo de servicios y prestaciones mínimas acordado entre las comunidades autónomas, reducir las «barreras» de acceso y posibilitar la movilidad social.

Los servicios sociales son un pilar fundamental de nuestro Estado de bienestar y durante todo este tiempo se ha mantenido al margen y sin darle la importancia que realmente se merece. En esta nueva ley se incluyen como esenciales los servicios sociales por lo que como profesionales de lo social nos alegra saber que se trabajará por fomentar la igualdad de los y las ciudadanas, independientemente de dónde vivan.

¿Qué incluye la ley?

Una de las claves de la nueva ley, es que establecerá un «suelo de protección» para los servicios sociales, que se articulará a través de una hoja de ruta para que las autonomías acuerden un «catálogo común» en todo el territorio estatal, en el seno de la Conferencia Sectorial, para atajar las diferencias que existen actualmente en la oferta de servicios y prestaciones que se ofrecen en una comunidad respecto a otra.

Si quieres recibir mas noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Movilidad territorial y atención personalizada

Una de las grandes novedades del anteproyecto es que, como ya se hace en el ámbito de la Sanidad, se establece la posibilidad de movilidad territorial, para evitar la «exclusión» que, destaca el Ministerio, se produce actualmente en el acceso a algunas prestaciones a la hora de trasladarse de un lugar a otro del país.

Reducir la burocracia

Se busca «modernizar los servicios» y «reducir las cargas burocráticas», estableciendo también un plazo para crear una ley específica «para las ayudas económicas de emergencia social», como pueden ser las que se ofrecen para pagar la luz, la ropa de los hijos o la comida. «Si las necesidades son urgentes, las medidas deben serlo también», ha subrayado Belarra. En ese sentido, se elimina el requisito de que haya un tiempo mínimo de empadronamiento o residencia para acceder a un servicio o prestación básica.

Servicios sociales esenciales

Por último, se reconocen los servicios sociales como esenciales (como ya se hizo de forma extraordinaria durante la pandemia) y elevará la tasa de reposición de los trabajadores que aprueban las administraciones para este tipo de colectivos, así como aumentar las ratios profesionales por usuario

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba