Vivienda

¿Cómo protege la nueva Ley de Vivienda a los inquilinos?

Entre las medidas que incluye la nueva Ley de Vivienda, se encuentran disposiciones para regular los procedimientos en caso de impago de alquileres por parte de inquilinos


¿Vas a entrar en un piso de alquiler y quieres saber cómo te protege la nueva Ley de Vivienda como inquilino? En este artículo te lo contamos.

El Gobierno ha aprobado la nueva Ley de Vivienda. Esta nueva Ley forma parte del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, con el objetivo de garantizar el acceso a una vivienda digna para los colectivos más vulnerables. Esta normativa incluye medidas como el límite al precio del alquiler y el fomento de las viviendas públicas. Sin embargo, sigue habiendo dudas sobre como esta nueva Ley protege a los inquilinos.

Objetivo de la nueva ley

El objetivo principal es garantizar la protección de los derechos de los inquilinos en situación de vulnerabilidad, que podrían encontrarse en riesgo de desahucio.

Además , la nueva normativa busca aumentar la oferta de vivienda a precios asequibles y prevenir situaciones de tensión en el mercado del alquiler. Además, otorgará herramientas a las comunidades autónomas y los municipios para controlar o reducir el precio del alquiler y aumentar el número de viviendas disponibles en alquiler social.

Entre las medidas que incluye la nueva Ley de Vivienda, se encuentran disposiciones para regular los procedimientos en caso de impago de alquileres por parte de inquilinos.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Cómo afecta la nueva Ley de Vivienda a los inquilinos?

La Ley de Vivienda trae consigo medidas significativas para hacer más fácil el acceso a las viviendas de alquiler y regular el aumento de los precios. Estos son los aspectos de la ley que afectan directamente a los inquilinos:

  • Mayor protección ante un desahucio.
  • Regulación del precio de los alquileres en zonas tensionadas en nuevos alquileres.
  • Obligación del propietario de pagar las comisiones de inmobiliaria.
  • El límite de la actualización anual del alquiler se elimina del IPC.
  • Prohibición de “acuerdo entre las partes” contrarias a la Ley de Vivienda.
  • Prohibición de aumentar el precio del alquiler con gastos extras.

Si se es inquilino, con la nueva Ley de Vivienda se ofrecen nuevas garantías para la venta de viviendas arrendadas, lo que significa que los contratos no inscritos en el Registro de la Propiedad tendrán efecto ante terceros. Si alguien compra una vivienda arrendada, deberá respetar el contrato de alquiler vigente, independientemente de si está inscrito o no. Además, se ha limitado a dos meses de renta las garantías adicionales que se pueden exigir al arrendatario al firmar el contrato. Anteriormente, se podía exigir un aval o depósito sin límite de cuantía, lo que permitía prácticas abusivas.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Botón volver arriba