Tribunal Médico

Las preguntas trampa mas habituales del Tribunal Médico para obtener la incapacidad permanente

En ocasiones, el Tribunal Médico realiza una serie de 'preguntas trampas' en el procedimiento para obtener una incapacidad permanente


El principal requisito para tener derecho a una pensión por incapacidad permanente es estar dado de alta en la Seguridad Social en el motivo en el que se certifica la incapacidad.

Además, es obligatorio tener el visto bueno del tribunal médico. Estos profesionales son los que deciden si opta o no la baja laboral.

El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) es el organismo encargado de otorgar el derecho a percibir una pensión de incapacidad permanente. Para ello, el usuario debe superar una inspección por parte del Tribunal Médico y el Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI).

Hay que tener en cuenta que enfrentarse al Tribunal Médico es un punto esencial en cualquier proceso de solicitud de incapacidad permanente. Un grupo de especialistas médicos tiene la obligación de analizar la situación del trabajador, sus dolencias y en qué grado puede afectar a su capacidad laboral.

Preguntas habituales del Tribunal Médico

Al Tribunal Médico se debe entregar los informes de médicos públicos y privados en los que se recojan sus dolencias o secuelas a causa de lesiones o enfermedades.

Además, las personas que conforman el Tribunal realizarán una serie de preguntas relacionadas con la evaluación, en ocasiones, también pueden solicitar la realización de determinados movimientos. Es aconsejable no negarse a llevar a cabo los mismos.

Realmente, no existen preguntas trampas como tal; sino una serie de cuestiones que pueden parecer insignificantes para el examen, aunque si son importantes.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Las preguntas mas habituales y las «preguntas trampa»

Preguntas que pueden realizar desde el Tribunal Médico en el proceso de solicitud de una pensión de incapacidad permanente:

  • ¿Qué tal te encuentras?
  • ¿Has venido solo/a o acompañado/a?
  • ¿Has mejorado de tu enfermedad o lesión durante el tiempo de baja médica?
  • ¿Cuál es tu puesto de trabajo habitual?
  • ¿Qué tipo de tareas solías realizar en tu puesto de trabajo?

Preguntas que podrían poner en entredicho al solicitante:

  • Explica las dificultades que encuentras al realizar tus tareas laborales.
  • ¿Estás de acuerdo con lo que la mutua o tu especialista afirma sobre tus dolencias?
  • ¿Qué actividades llevas a cabo en tu día a día?
  • ¿Cómo te afectan tus síntomas o secuelas?
  • ¿Por qué etapas ha pasado tu patología o lesión?
  • ¿Cómo te sientes a día de hoy?
  • ¿Por qué crees que necesitas una incapacidad permanente?

Ante este tipo de preguntas, se recomienda no mostrarse a la defensiva, no negarse a contestar y ofrecer una respuesta a todas las cuestiones. La sinceridad y la coherencia entre respuestas y documentos médicos son especialmente valoradas para el reconocimiento de una incapacidad permanente.

Información adicional

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba