SEPE

Subsidio por desempleo para mayores de 52 años: compatibilidad con el trabajo

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ofrece un subsidio por desempleo para mayores de 52 años que, en algunos casos, puede ser compatible con un trabajo.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) ofrece un subsidio por desempleo para mayores de 52 años que, en algunos casos, puede ser compatible con un trabajo. Este subsidio se caracteriza por ser el único que cotiza para la jubilación y da cobertura a los desempleados hasta que cumplen la edad de retirarse.

Normativa general y excepciones

La norma general establece que, si se está cobrando un subsidio por desempleo y se empieza a trabajar por cuenta ajena a tiempo completo, se interrumpe el abono del subsidio.

Sin embargo, existen excepciones a esta norma. Por ejemplo, si el contrato ha durado menos de 360 días, se puede solicitar la reanudación del subsidio que estaba interrumpido. Pero si se han tenido más contratos desde que se inició el subsidio y entre dichos contratos y el que acaba de terminar se reúne un mínimo de 360 días, o si el contrato dura 360 o más días. Se debe solicitar una prestación de nivel contributivo en lugar de la reanudación del subsidio que se tiene interrumpido.

Compatibilidad del subsidio con el trabajo

Los beneficiarios del subsidio por desempleo para mayores de 52 años inscritos en las oficinas de empleo. Podrán compatibilizar la prestación con un trabajo siempre que sean contratados a tiempo completo. De forma indefinida o temporal, en cuyo caso, la duración del contrato debe ser superior a tres meses.

Durante el tiempo que dure el contrato, la empresa completará la cuantía del subsidio recibido por la persona trabajadora hasta el importe del salario que le corresponda a la misma. Y, a su vez, la empresa cotizará a la Seguridad Social por todas las contingencias y por el total del salario incluyendo el importe del subsidio.

Excepciones a la compatibilidad

El SEPE aclara que no se admite este supuesto de compatibilidad con el contrato de inserción subvencionado por el Servicio Público de Empleo Estatal. Al amparo del Programa de Fomento del Empleo Agrario ni con los contratos a los cargos directivos de una empresa o a los miembros de los órganos de administración de las entidades o empresas que revistan la forma jurídica de sociedad.

Además, la empresa contratante no debe tener autorizado un ERE de extinción, suspensión o reducción de jornada, ni haberle mantenido contratado o contratada en los últimos 12 meses. Asimismo, la empresaria o empresario, las personas que ocupen cargos directivos o sean miembros de los órganos de administración de la empresa, no pueden ser ni su cónyuge ni parientes suyos hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad.

Te interesa

Procedimiento tras el cese del trabajo

En caso de cese en el trabajo, la persona trabajadora debe comunicar el cese en la oficina de empleo dentro de los 15 días siguientes al mismo y reactivar el acuerdo de actividad. De esta manera, siempre que se cumplan los requisitos exigidos, se puede seguir percibiendo el subsidio por el total de su cuantía. En este caso, se considerará como periodo consumido del derecho la mitad del periodo en el que se compatibilizó el subsidio con el trabajo. La no comunicación en plazo supondrá la pérdida de tantos días de subsidio como medien entre el día siguiente al del cese en el trabajo y el día de su comunicación.

Requisitos para solicitar el subsidio

Uno de los principales requisitos para cobrar esta prestación es carecer de rentas propias de cualquier naturaleza que en cómputo mensual sean superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. Con la última subida del SMI, el umbral de rentas aumentó, permitiendo que más personas puedan beneficiarse de esta ayuda. En 2024, el límite de ingresos se eleva hasta 850,5 euros al situarse el SMI en 1.134 euros.

La cuantía mensual del subsidio para mayores de 52 años es igual al 80% del indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM), es decir, 480 euros. Esta cuantía permanece sin cambios, pero aumenta la cotización para la jubilación. Desde el 13 de marzo de 2019, el SEPE cotiza a la Seguridad Social por quienes reciben el subsidio de mayores de 52 años. La cotización es el 125% de la base de cotización mínima vigente cada año (la del SMI), en lugar del 100%. Por lo tanto, con la subida del SMI, también aumenta la cotización de este subsidio para la jubilación.

Otros requisitos

Además de no tener rentas superiores al 75% del SMI, se deben cumplir otros requisitos:

  • Estar desempleado.
  • No tener la condición de persona trabajadora fija discontinua.
  • Estar inscrito como demandante de empleo durante un mes desde que se agote la prestación por desempleo.
  • No haber rechazado ofertas de empleo o cursos de formación durante ese mes.
  • Tener 52 años o más en la fecha en que se cumplan los requisitos para acceder al subsidio.
  • Acreditar que se reúnen todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a la jubilación (es decir, haber cotizado al menos 15 años, de los cuales 2 años han de estar dentro de los últimos 15).
  • Haber cotizado por desempleo un mínimo de 6 años a lo largo de su vida laboral.

Supuestos para el subsidio por desempleo para mayores de 52 años

Para poder acceder al subsidio por desempleo para mayores de 52 años, es necesario estar incluido en alguno de los siguientes supuestos:

  • Haber agotado la prestación contributiva o el subsidio por desempleo: Este supuesto se refiere a las personas que han agotado su derecho a recibir la prestación contributiva o el subsidio por desempleo.
  • Ser emigrante retornado a España: En este caso, se debe haber trabajado en el extranjero como mínimo 12 meses en los últimos seis años desde su última salida de España, en países no pertenecientes a la Unión Europea, al Espacio Económico Europeo o Suiza y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo.
  • Ser liberado o liberada de prisión: Este supuesto se aplica a las personas que han sido liberadas de prisión sin derecho a prestación contributiva por desempleo, cuando la privación de libertad hubiera sido por tiempo superior a 6 meses.
  • Haber sido declarado plenamente capaz o persona con incapacidad parcial: Este supuesto se refiere a las personas que han sido declaradas plenamente capaces o con incapacidad parcial como consecuencia de un expediente de revisión por mejoría de una situación de invalidez en los grados de incapacidad permanente total para la profesión habitual, incapacidad permanente absoluta para todo trabajo o gran invalidez.
  • Estar en situación legal de desempleo y no tener derecho a prestación contributiva por desempleo: Este supuesto se aplica a las personas que están en situación legal de desempleo y no tienen derecho a prestación contributiva por desempleo, siempre que hayan cotizado, al menos, 3 meses.

¡Síguenos en redes!

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Redacción

Pedirayudas.com: Tu portal de referencia en asesoramiento de ayudas, prestaciones y recursos gestionado por profesionales del ámbito social.
Botón volver arriba