Prestaciones

Rentas Mínimas de Inserción y el tiempo de espera para recibir estas ayudas

Esta ayuda se concede a los desempleados sin ingresos mínimos y su cuantía se calcula en base a las condiciones individuales y concretas

Ingreso Mínimo Vital en 2021: requisitos y cuantías

Como solicitar la ley de dependencia en 2021

Ayudas de emergencia social de los Servicios Sociales ¿quién puede solicitarlas en 2021?


El salario social son ayudas establecidas en todas las Comunidades Autónomas, que se dan cuando se han agotado todas las prestaciones públicas y estatales por desempleo y cuyo objetivo es apoyar a aquellas personas que están en una situación especial de riesgo de exclusión social.

Cada comunidad autónoma cuenta con su propio sistema para realizar la solicitud del salario social, con sus propios requisitos y plazos para concederlo y abonarlo. Además, puede tener un nombre distinto, como renta social o ayuda para la integración.

En este artículo veremos qué es eso del salario social o renta de integración, qué requisitos se exigen para acceder al salario social, cómo se puede solicitar esta ayuda y la problemática en cuanto a los plazos para recibir el cobro de esta. Sigue leyendo, que seguro te interesa.

¿Qué es el salario social?

El salario social o renta mínima de inserción es un salario que cumple como una ayuda que se da a aquellas personas que hayan agotado todas las prestaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) a través de las diferentes unidades de bienestar social de las comunidades autónomas.

Es decir, se da a los desempleados sin ingresos mínimos y su cuantía se calcula en base a las condiciones individuales y concretas y la situación personal del solicitante, además de las personas incluidas en su núcleo familiar.

Requisitos para solicitar el salario social o renta mínima de inserción

Los requisitos son los que se detallan a continuación:

  • Residir permanentemente en una comunidad autónoma y estar empadronado en alguno de sus municipios. En algunos casos, puede solicitarse una antigüedad de un mínimo de un año.
  • Tener más de 25 años, pero menos de 65 años cuando se realiza la solicitud.
  • Haber solicitado previamente todas las ayudas y prestaciones a las que se puede optar, puesto que la Renta Mínima de Inserción es una prestación de último recurso.
  • No tener los recursos económicos suficientes para cubrir las necesidades vitales.
  • También la pueden solicitar los menores de 25 años y los mayores de 65 años cuando tengan menores o personas con discapacidad a su cargo.
  • Tener más de 65 años y carecer de ingresos o que sean inferiores a los equivalentes a la cuantía de la Renta Mínima de Inserción.

¿Cómo se solicita el Salario Social?

Para poder solicitar el salario social se debe acudir a los Servicios Sociales del municipio y de la comunidad autónoma en la que se esté empadronado, ya que son los Ayuntamientos y los organismos autonómicos los encargados de informar sobre este proceso.

Allí se nos informará de toda la documentación necesaria que se debe aportar y nos facilitarán los impresos necesarios para poder realizar la solicitud del salario social.

Documentación requerida para presentar el salario social o Renta Mínima de Inserción

A continuación, te detallo toda la documentación que habría que presentar:

  • DNI del solicitante y de los familiares que tenga a su cargo (o NIE).
  • Documento bancario en el que aparezca el número de cuenta en el que se quiere cobrar la ayuda y de la que el solicitante sea titular.
  • Libro de Familia.
  • Certificado de discapacidad, si procede, de alguno de los miembros de la unidad familiar.

¿Cuánto tardan en conceder el salario social?

Antes de nada, debemos decir que por el momento es un proceso bastante largo y lento, con casos extremos en los que se ha tardado 10 meses en empezar a cobrar esta prestación social. Si bien es cierto que se está trabajando por rebajar los plazos lo máximo posible.

Según la normativa que regula esta prestación, el plazo para resolver y tramitar es de 2 meses. La mayoría de las solicitudes sufren 7 meses de retraso como media. y 10 meses, incluso más, en algunos casos más complicados.

¿Y si no recibo nada en estos 2 meses? Pues bien, la norma general dice que la solicitud quedaría desestimada.

Pero la realidad es muy distinta, los plazos, como hemos dicho, casi nunca se cumplen.

Por tanto, es importante tener mucha paciencia si te ves abocado a solicitar esta ayuda, y, sobre todo, hacer seguimiento de la misma para no llevarnos sorpresas de última hora.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba