Prestaciones

¿Qué grado de discapacidad es necesario para cobrar el subsidio de la RAI?

Para cobrar el subsidio de la RAI, el SEPE exige la acreditación de un grado mínimo de discapacidad, de cara a este colectivo


La Renta Activa de Inserción (RAI) es una ayuda no contributiva del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), destinada a personas en paro que no tienen derecho a cobrar la prestación contributiva por desempleo o subsidio por desempleo. Si bien, se trata de una ayuda peculiar.

Concretamente, está destinada a diferentes colectivos considerados vulnerables. Así, se dirige a personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas de violencia doméstica, parados de larga duración o emigrantes retornados a España.

El subsidio de la RAI cuenta con unos requisitos generales de acceso. Sin embargo, el SEPE también exige una serie de requisitos específicos en función del colectivo al que esté dirigido la prestación.

Si quieres recibir artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Renta Activa de Inserción para personas con discapacidad

Uno de los colectivos que pueden acceder al subsidio de la Renta Activa de Inserción (RAI) son las personas con discapacidad. En este sentido, es necesario acreditar un grado determinado de discapacidad y cumplir todos los requisitos exigidos por el SEPE.

Entre otras cosas, la persona con discapacidad solicitante de este subsidio, debe acreditar ante el Servicio Público de Empleo Autonómico, al menos tres acciones de búsqueda activa de empleo (BAE). Este es un requisito que también es obligatorio para los parados de larga duración que quieran acceder al subsidio de la RAI.

Requisitos fundamentales

Así, estos son todos los requisitos indispensables para que las personas con discapacidad puedan cobrar el subsidio de la RAI en 2022:

  1. Tener reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  2. Haber extinguido el derecho a una prestación contributiva o subsidio por desempleo.
  3. No tener derecho a prestaciones o subsidios por desempleo, o a la renta agraria.

Además, es necesario estar inscrito como demandante de empleo durante al menos 12 meses o más de forma ininterrumpida. Desde el SEPE explican que «se considera interrumpida la demanda si se ha trabajado un período acumulado de 90 o más días en los 365 anteriores a la fecha de solicitud de incorporación al programa de renta activa de inserción o si se ha salido al extranjero».

El subsidio de la RAI para personas con discapacidad tiene una cuantía mensual equivalente al 80% del Indicador Público de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM). Es este año 2022, se trata de un importe de 463,21 euros al mes. Esta cuantía es igual para cualquier colectivo beneficiario de la Renta Activa de Inserción.

Por otra parte, la RAI se puede cobrar durante once meses como máximo y se comienza a cobrar con efectos desde el día siguiente a la solicitud.

Información adicional

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba