Prestaciones

La forma de cobrar el subsidio para mayores de 52, sin haber cotizado suficiente

Uno de los requisitos de acceso a este subsidio es haber cotizado al menos 2 años dentro de los últimos 15. Pero este requisito puede evitarse en algunos casos gracias a la “doctrina del paréntesis”.

Estando en desempleo, ¿qué alternativas hay al subsidio para mayores de 52 años?

Me han suspendido el subsidio para mayores de 52 años ¿qué puedo hacer para recuperarlo?

Subsidio por desempleo para trabajadores mayores de 52 años ¿Quién puede solicitarlo en 2021?


Uno de los requisitos de acceso a la jubilación es haber cotizado al menos 2 años dentro de los últimos 15. Pero este requisito puede evitarse en algunos casos gracias a la “doctrina del paréntesis”, basada en la jurisprudencia del Tribunal Supremo.

En este artículo vamos a hablar de esta doctrina y cómo aplicarla para el subsidio para mayores de 52 años.

¿Cuáles son las cotizaciones mínimas por jubilación que se exigen en el subsidio para mayores de 52 años?

Pues bien, el requisito de tener cotizaciones suficientes para la jubilación es una de las condiciones necesarias para poder solicitar el subsidio para mayores de 52 años.

En definitiva, habría que cumplir simultáneamente 2 requisitos de cotizaciones para la jubilación:

  1. La carencia genérica: acreditar que a lo largo de la vida laboral, se han acumulado al menos 15 años de cotizaciones para la jubilación.
  2. La carencia específica: que exige que al menos 2 de esos años se hayan cotizado en los 15 años previos al hecho causante.

Si bien el primer requisito es de obligado cumplimiento, la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha flexibilizado el segundo para acceder a determinadas prestaciones, mediante la ya mencionada anteriormente “doctrina del paréntesis de las cotizaciones”.

¿Qué es la doctrina del paréntesis?

La doctrina del paréntesis es una interpretación que ha hecho el Tribunal Supremo flexibilizando el requisito de carencia específica para acceder a la jubilación y otras prestaciones, como el subsidio para mayores de 52 años.

Se llama “doctrina del paréntesis” porque lo que hace es poner entre paréntesis el período en el que el trabajador no ha podido cotizar por una serie de razones concretas ajenas a su voluntad.

“Doctrina del paréntesis “ y subsidio para mayores de 52 años

En este aspecto, es importante recordar que el requisito para mayores de 52 años tiene además un requisito adicional que no se exige por ejemplo para la jubilación. Estamos hablando del requisito de cotizaciones durante 6 años en el Régimen General de la Seguridad Social.

Es decir, para solicitar el subsidio para mayores de 52 años no basta con cumplir los requisitos de las carencias de cotización. También, dentro de esos 15 años que como mínimo se han debido haber cotizado a lo largo de la vida laboral, debe haber al menos 6 años con cotizaciones por desempleo en el Régimen General de la Seguridad Social.

¿En qué situaciones se podría aplicar también la “doctrina del paréntesis”?

Hablamos de 2 situaciones concretas:

  • Cuando el trabajador estuvo largos períodos de paro involuntario sin recibir prestaciones o subsidios y en todo momento se mantuvo inscrito como demandante de empleo.
  • En situaciones en las que si no se mantuvo inscrito en el paro, se debió a circunstancias de grave enfermedad o privación de libertad por cumplimiento de condena.

¿Cuándo no se aplica la “doctrina del paréntesis”?

No se aplica cuando el trabajador ha estado en situación de Incapacidad Permanente Total y sin trabajar, ya que en estos casos, a pesar de tener reconocida una incapacidad, se puede trabajar en otras actividades distintas de la profesión habitual.

Información adicional

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba