Pensiones

Este es el tipo de enfermedad que supone la primera causa de baja laboral

Las enfermedades reumáticas son una de las principales causas tanto de la baja laboral por incapacidad temporal, como el reconocimiento de una pensión de incapacidad permanente.


Los datos recogidos en el XLVIII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatologia (SER) celebrado en Granada expone que un porcentaje importante de pacientes con enfermedades reumáticas, sufren tal limitación funcional que no pueden realizar sus actividades habituales y, por tanto, tampoco las laborales y esto último puede suponer el reconocimiento de la situación de incapacidad permanente (IP).

Esto apunta que las enfermedades reumáticas son una de las principales causas tanto de la baja laboral por incapacidad temporal, como el reconocimiento de una pensión de incapacidad permanente.

Baja laboral por enfermedades reumáticas

Concretamente, las causas de baja laboral por incapacidad temporal de enfermedades reumáticas más frecuentes son los problemas de espalda, seguido de patología tendinoso. Las personas expertas en el tema coinciden en que el riesgo de que una incapacidad temporal se prolongue o de lugar a una incapacidad permanente, es mayor en el caso de las enfermedades inflamatorias autoinmunes.

Además de generar una baja laboral o incluso una pensión de incapacidad permanente, también puede provocar estrés psicológico, pérdida del rol social o incluso un deterioro en las relaciones laborales con compañeros y superiores. Remarcan que las enfermedades reumáticas pueden tener consecuencias en el poder adquisitivo de las personas trabajadoras, puesto que las prestaciones económicas que se perciben en una situación de baja laboral por incapacidad temporal no se corresponden con el 100% del salario.

En cuanto a la valoración de las incapacidades laborales, respecto a este tipo de enfermedades, es necesario un peritaje que ponga de manifiesto las limitaciones anatómicas y funcionales que puede presentar la persona ; así como el carácter permanente de las mismas y la forma en la que pueden reducir su capacidad laboral.

Síntomas de enfermedades reumáticas

Las enfermedades reumáticas pueden afectar a las articulaciones, los músculos, los huesos o los tendones, así como a otras estructuras del aparato locomotor. Los síntomas principales son los siguientes:

  • Dolor. La localización dependerá del tipo de enfermedad reumática que se padezca, por ejemplo, si están afectadas las articulaciones se sentirá dolor en las rodillas o en las manos. Puede ser que aparezca sólo en momentos concretos, sobre todo cuando se usan mucho las zonas del cuerpo afectadas.
  • Rigidez o entumecimiento. Cuando se mueve la parte del cuerpo afectada (rigidez matutina), y suele remitir cuando ha pasado un tiempo.
  • Pinchazos aislados o intermitentes.
  • Pesadez y cansancio. De una parte del cuerpo en concreto, o general.
  • Hinchazón o tumefacción en las articulaciones. Debido a una acumulación de líquido sinovial en la cavidad auricular.
  • Otros síntomas: También pueden producirse alteraciones en otros órganos (manifestaciones extraarticulares), pérdida de apetito, pérdida de peso o fiebre.

Información adicional

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba