Orientación Laboral

8 datos que debes eliminar desde ya de tu currículum

¿Eres de las personas que adorna mucho el currículum vitae? Pues déjanos decirte que engordar un CV ya no te va a servir de nada de cara a conseguir un puesto de trabajo. 


¿Eres de las personas que adorna mucho el currículum vitae? Pues déjame decirte que engordar un CV ya no te va a servir de nada de cara a conseguir un puesto de trabajo. 

Es por eso por lo que en este artículo te voy a detallar los datos que desde ya debes quitar de tu currículum si no quieres quedarte eternamente buscando ese trabajo que quieres y necesitas. 

Estado civil

Incluir tu estado civil no solo es irrelevante de cara al potencial entrevistador, sino que además puede interpretarse como una forma de desvelar tu situación sentimental para influir en la decisión de la contratación.

Experiencia que no aporta nada

Puede que en tu informe de vida laboral de la Seguridad Social aparezca que has acumulado 15 años trabajando, pero eso no significa que debas incluir toda esa experiencia profesional en un currículum.

Debes adaptar tu currículum a la oferta de trabajo; en caso contrario, el reclutador no sabrá cuál es tu preferencia laboral, y ello conlleva que seas directamente eliminado del proceso de selección. 

La palabra currículum vitae

He visto infinidad de currículums con este título. Y la verdad es que, visualmente y a efectos prácticos no aporta nada. 

Lo ideal es que el título del CV sea tu nombre y apellidos. Ya está, no necesitas más. 

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Objetivo

El objetivo es una sección dentro del currículum que ha quedado obsoleta, por ello, muchos reclutadores recomiendan dejar de utilizarla y sólo emplearla para casos específicos en los que, por ejemplo, el candidato esté haciendo un cambio significativo de industria, sector o profesión incluso.

Información personal

Datos como si tienes o no hijos, tus hobbies o tus preferencias religiosas no tienen cabida en tu currículum. Aparte de que no aportan nada al proceso de selección, al reclutador no le debe importar estos de cara a valorar si eres apto para el puesto de trabajo en cuestión. 

Referencias

Cuando un reclutador revisa tu currículum por primera vez, lo más probable es que se encuentre en la etapa inicial de un proceso de selección. Lo que realmente le interesa es conocer cuál es tu experiencia profesional, formación y aptitudes generales para saber si puedes encajar en el puesto que está gestionando. 

Las referencias, en caso de requerirse, te las pedirá posteriormente, por lo que te recomendamos que las elimines de tu currículum.

Dirección postal

Del mismo modo, escribir dónde vives no suele tener relevancia para un puesto de trabajo. Al menos en un primer contacto.

Y menos aún, si se trata de un trabajo a distancia.

Correo electrónico inapropiado

Cuidado con usar correos tipo Hotmail o Yahoo. Siguen funcionando, pero generan la sensación de anticuado y pasado de moda. Así como correos personales poco profesionales. 

Para cuestiones laborales usa Gmail o, mejor aún, Outlook.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba