Opinión

Tips para una buena salud mental

La salud mental, lo queramos o no, debe ser una prioridad en nuestra vida.


La salud mental, lo queramos o no, debe ser una prioridad en nuestra vida. Es por eso que en este artículo te voy a dar algunos tips para que de una vez por todas tengas una buena salud mental.

Y no hace falta grandes esfuerzos; con pequeños gestos en el día a día irás viendo pequeños resultados. Así que sigue leyendo porque este artículo te interesa.

Descansa

Es el mejor consejo que te debo dar. Sin un buen descanso, está de más todo lo que te voy a contar en este artículo.

Descansar entre 7 y 8 horas diarias es lo recomendable. Aunque ya sabemos que cada persona tiene su propio ritmo de sueño.

Descansar te permite cuidar de tu salud porque mejora el rendimiento físico y mental. Ten este consejo entre tus prioridades.

Realiza ejercicio físico

Y te preguntarás: ¿Qué relación tiene el ejercicio físico con la salud mental? Pues toda.

El ejercicio tiene múltiples beneficios para nuestro estado de salud emocional. Cuando realizas ejercicio físico segregas dopamina, lo que te va a permitir tener a raya tus niveles físicos y mentales. Y aumenta el bienestar personal.

Diviértete y dedica tiempo para ti

Y es que realizar alguna actividad que nos guste está demostrado que mejora tu estado de ánimo.

Dedicarte tiempo para ti, para luego cubrir con éxito las otras facetas de tu vida. Ponte una buena película, date un paseo por la playa o por el campo, haz un maratón de tu serie favorita o date un buen baño relajante. Te aseguro que estos pequeños gestos harán mejor tu vida.

Pruébalo y nos cuentas.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Ponte objetivos

Para mantener una buena salud mental es importante que te plantees objetivos en tu día a día y definas tus prioridades.

Es importante que sean metas y objetivos realizables a corto plazo al principio, y con el tiempo, así vas adquiriendo un hábito.

Esas pequeñas metas te van a aportar bienestar emocional. Realiza una tarea, esfuérzate, comprométete a realizarla y, poco a poco, te podrás ir poniendo objetivos más retadores.

Recuerda: de menos a más.

Gestiona tus emociones

Gestionar las emociones, y por ende, los pensamientos te va a permitir vivir sin ataduras. A dar la importancia que realmente merecen las cosas. Gestionar la rabia, la ira, el miedo, la alegría o la tristeza te va a empoderar.

Gestionar las emociones de manera inteligente significa canalizarlas para mantener el equilibrio en nuestra vida.

Y cuando nuestras emociones logran mantenerse en equilibrio somos más productivos y felices. Con las emociones en calma somos capaces de trazarnos objetivos y lograrlos, de tener relaciones sanas con los demás y con nosotros mismos. De ahí, la importancia de aprender a gestionar nuestras emociones.

Busca ayuda

Muchas veces es complicado poner en práctica estos consejos, ya sea por unas circunstancias u otras.

Si te encuentras en esta situación, busca ayuda, habla con tus amigos o familia. Mi consejo es que acudas a un profesional, es la persona que te va a dar las claves para salir de una situación complicada.

No dejes de cuidar tu salud mental. Es la base de toda nuestra existencia.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba