Opinión

La regulación de la publicidad de juegos de azar y apuestas nos beneficia como sociedad

Se prohíben los anuncios fuera del horario de la una a las cinco de la mañana y se anticipan multas para los operadores de hasta un millón de euros, así como la suspensión de la actividad empresarial.

Desmontando el tabú, hablemos abiertamente sobre el suicidio

Elegir entre comer o pagar la electricidad, las graves consecuencias de la subida de la luz

Hoy me desahucian a mi, mañana podría ser a ti


En noviembre de 2020, el Gobierno aprobaba un Real Decreto para regular la publicidad de las apuestas en línea y juegos de azar. Con el objetivo de prohibir los anuncios fuera del horario de la una a las cinco de la mañana y anticipando multas para los operadores de hasta un millón de euros, así como la suspensión de la actividad empresarial.

El primer paso

Siendo así el primer paso de un coto legal a las comunicaciones comerciales de las casas de apuestas que se completará en septiembre con la aprobación de otras restricciones en la denominada “Ley de juego”.

Este paquete de medidas fue presentado como uno de los proyectos estrella del Ministerio de Consumo de Alberto Garzón.

No obstante, los operadores de juego, lejos de reducir su inversión, la han aumentado.

Según la Dirección de Ordenación del Juego, dependiente del propio Ministerio de Consumo, las casas de apuestas online dedicaron 71,4 millones de euros a publicidad en el primer trimestre de 2021. Lo que supone un 20% más que en el mismo periodo del año pasado.

Por lo tanto, desde que se aprobaron las primeras medidas de restricción, recogidas en el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de las Actividades del Juego de noviembre, los operadores de juego han invertido 120 millones de euros en publicidad que suponen 30 más (un 22% de incremento interanual).

La entrada en vigor del Real Decreto

El Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades del juego que regula la publicidad del sector de las apuestas y juegos de azar ‘online’ en España. Entró el pasado martes, 31 de agosto, en vigor en su totalidad. Al finalizar el periodo de adaptación de las empresas a las nuevas medidas contempladas en la norma.

«Esta noche entra en vigor la prohibición de la publicidad de juegos de azar y apuestas. La regulación de la publicidad de juegos de azar y apuestas entra este martes en vigor en su totalidad. No ha sido fácil. El fútbol y el resto de competiciones serán más sanos, limpios y acordes a los valores del deporte», destacó el ministro de Consumo, Alberto Garzón, en Twitter.

En qué consisten las medidas recogidas en dicho Decreto

La norma, aprobada el 3 de noviembre del año pasado, desarrolla los artículos 7 y 8 de la Ley 13/2011 de 27 de mayo, de regulación del juego y prohíbe con ella la publicidad audiovisual fuera del horario de 1.00 a 5.00 horas.

Además, el nuevo texto ajusta el contenido de los mensajes publicitarios con la intención de proteger a los sectores más vulnerables e impide a los operadores del mercado del juego la emisión de bonos de captación de jugadores, entre otras medidas.

Según destaca Consumo, con la nueva regulación, las empresas solo podrán dirigir sus ofertas a clientes registrados y verificados y, en ningún caso, a personas que hayan mostrado comportamientos patológicos en la actividad del juego.

Publicidad prohibida para los menores

Tampoco se podrá dirigir la publicidad de «operadores de juego» a menores de edad, y además habrá controles parentales en internet para poder bloquear anuncios de este tipo.

Entre otras medidas, los clubes deportivos no podrán firmar contratos de patrocinio con casas de apuestas que implique llevar publicidad de juegos de azar en camisetas y equipaciones. Además, la publicidad de apuestas en estadios deportivos, cuando acojan eventos emitidos en directo, deberá ajustarse a los mismos horarios que al resto de soportes. Los clubes tampoco podrán realizar actividades de patrocinio que consistan en la utilización de la marca de un operador para identificar a una instalación deportiva.

Respecto a la publicidad a través de correo postal, esta queda prohibida, y la que se realice a través de correo electrónico solo podrá emitirse con el consentimiento de la persona interesada. En ningún caso cuando el receptor haya desarrollado comportamientos de riesgo.

Aquellos anuncios que se realicen en medios publicitarios presenciales, como vallas u otros soportes de publicidad exterior. Deberán atender a lo dispuesto en el Real Decreto y a la normativa autonómica en vigor.

Cómo afecta estas medidas a la publicidad en internet

Igualmente, la publicidad en Internet queda relegada a los portales de las empresas del juego.

Consumo ya aclaró que no entran en esta categoría los perfiles en redes sociales, donde podrán emitir mensajes publicitarios a sus seguidores; ni las plataformas de intercambio de vídeo como YouTube, donde la publicidad queda relegada al mismo horario que el resto de soportes publicitarios.

Además, el departamento de Garzón manifestó que, para mayor protección de los menores, se incluye el control parental a través de mecanismos que identifiquen la categoría de juegos de azar en la publicidad ‘online’.

Tanto en motores de búsqueda, redes sociales o plataformas de intercambio de vídeo. Los operadores deberán contar con instrumentos que garanticen que, en ningún caso, su publicidad se dirige a menores y que existen mecanismos de bloqueo u ocultación de anuncios.

Así se regula el contenido de los mensajes publicitarios

En cuanto al contenido del mensaje, en aquellos anuncios que se emitan en el horario permitido, no podrán aparecer personas o personajes, reales o ficticios, de relevancia o notoriedad pública.

Tampoco se podrá trasladar la percepción falsa o equívoca de gratuidad o de falta de onerosidad de las promociones. Ni inducir a confusión respecto a la naturaleza del juego; tampoco podrán incluir testimonios de personas beneficiarias previas, reales o figurados, de promoción; ni basarse en la habilidad del jugador.

Las sanciones aplicables

Respecto al régimen sancionador, se aplicará el de la Ley 13/2011, de regulación del juego, de modo que los incumplimientos serán del tipo grave y los operadores podrán ser sancionados con multa de entre 100.000 y un millón de euros y con la suspensión de su actividad en España por un plazo máximo de seis meses.

A los prestadores de servicios de comunicación audiovisual se les aplica el régimen sancionador previsto en la Ley 7/2010, de 31 de marzo, general de la comunicación audiovisual, cuya instrucción y sanción corresponde a la CNMC.

Las apuestas online, una grave adicción entre los jóvenes

Los juegos en línea son la droga más adictiva a la que se están enganchando los adolescentes de hoy, sobre todo a las apuestas deportivas.

Para más de la mitad de los jóvenes españoles entre 18 y 35 años (un 56,3% de los casos), jugar a juegos de azar y apuestas por internet ha pasado de ser una simple afición a convertirse en su principal adicción. Según un estudio elaborado por el Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL).

Consecuencias en la salud mental

Más allá de las deudas económicas, la adicción a los juegos de azar y las apuestas por internet también tiene consecuencias sobre la salud mental. Cecilia Martínez, portavoz del centro especializado ITA Salud Mental, explica que este tipo de conductas pueden desembocar en trastornos como la ansiedad, la baja autoestima o la depresión.

Los médicos aseguran que quienes se enganchan a estos juegos de azar y apuestas en línea piensan que ellos son diferentes y que, por esa razón, no van a caer en la adicción. Sin embargo, la mayoría de adictos solo consigue dejar atrás la ludopatía tras pasar por un centro de desintoxicación.

Es por ello que, todas las medidas que acompañan a este Real Decreto acabarán por beneficiar a la ciudadanía en general, y a la salud mental de los más jóvenes en particular.

Y es que, un simple anuncio sobre apuestas deportivas que nos aparezca mientras navegamos por internet, puede desencadenar consecuencias fatales.

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba