Que hacer ante una situación de violencia de género


En el caso de haber sufrido, o estar sufriendo una situación de violencia de género, lo primero que debemos contemplar es, contactar con el numero de atención a las victimas de violencia de genero el: 016. A través de este servicio de ayuda, podrán orientarnos y ayudarnos.

¿Qué se entiende por violencia de género?

Se entiende por violencia de género cualquier acto violento o agresión, basados en una situación de desigualdad en el marco de un sistema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas de tales actos y la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto si ocurren en el ámbito público como en la vida familiar o personal.

Existen distintos tipos de violencia de género, y ninguno es excluyente del otro. Cada caso es diferente:

  • Violencia física
  • La violencia psicológica y/o emocional
  • Violencia sexual
  • Abuso y acoso sexual
  • Violencia económica
  • Tráfico de mujeres y niñas con fines de explotación

Quizá la más evidente sea el maltrato físico, sin embargo, el resto pueden ser igual o más peligrosos, por lo que es importante saber identificarlos.

Como identificar una situación de violencia de genero

Las siguientes situaciones son algunos ejemplos que pueden ocurrir en una relación de maltrato y que, quizá, no siempre la identifiquemos como tal:

  • Ignora o desprecia tus sentimientos con frecuencia
  • Ridiculiza, insulta o desprecia a las mujeres en general
  • Te humilla, grita o insulta en privado o en público
  • Amenaza con hacerte daño a ti o a tu familia
  • Te ha agredido alguna vez físicamente
  • Si te aísla de familiares y/o amistades
  • Te ha forzado a mantener relaciones sexuales en contra de tu voluntad
  • Si te controla el dinero y toma las decisiones por ti
  • No te permite trabajar
  • Amenaza con quitarte a tus hijas e hijos en caso de dejarlo
  • Él controla tu manera de vestir
  • No expresas tus opiniones libremente por miedo a la reacción de él
  • Él revisa tu teléfono móvil y las redes sociales
  • Continuamente te sientes inferior o menos que él
  • Tu pareja muestra celos frecuentemente
  • Has dejado de salir con tu círculo de amistades porque a él “no le caen bien”

Estoy sufriendo violencia de género ¿Qué puedo hacer?

Llegados a este punto, si crees que estás sufriendo violencia de género, ¿Qué puedes hacer?

El primer paso, y quizá el que más trabajo cueste que puedes dar, es explicar tu situación a otras personas y pedir ayuda.

Si no nos atrevemos a contárselo a alguien conocido, podemos acudir a cualquier tipo de institución: policía, centro de salud, servicios sociales, asociaciones de mujeres, etc.

Es muy importante recordar que estás siendo víctima de maltrato, tú no eres responsable. El uso de la violencia nunca está justificado, y que estas agresiones se repetirán y se agravarán con el tiempo.

Teléfonos disponibles

Este es el servicio disponible más directo y especializado en cuanto a materia de género. Se trata de un teléfono gratuito, que funciona las 24 horas del día, los 365 días del año, y cuenta con los siguientes servicios:

  • Atención consultas procedentes de todo el territorio
  • Derivación de llamadas de emergencia al 112
  • Coordinación de servicios similares de las Comunidades Autónomas
  • Información a las mujeres víctimas de violencia de género y a su entorno sobre qué hacer en caso de maltrato
  • Información sobre recursos y derechos de las víctimas en materia de empleo, servicios sociales, ayudas económicas, recursos de información, de asistencia y de acogida para víctimas de este tipo de violencia
  • Asesoramiento jurídico especializado, de 8 a 22 horas, de lunes a domingo.
  • Atención telefónica en 52 idiomas: castellano, catalán, euskera, gallego, inglés, francés, alemán, portugués, chino mandarín, ruso, árabe, rumano, búlgaro, tamazight y otros 38 idiomas a través de un servicio de tele-traducción.
  • Derivación de llamadas realizadas por menores de edad al Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes: 900202010
  • Derivación de llamadas relacionadas con la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual al teléfono del Ministerio del Interior: 900105090

Las personas con discapacidad auditiva y/ o del habla pueden comunicarse con el 016 a través de los siguientes medios:

  • Teléfono de texto (DTS) a través del número 900 116 016
  • Servicio Telesor a través de la propia página web de Telesor. En este caso se precisa conexión a Internet. https://www.telesor.es Se abrirá en una ventana nueva.
  • Teléfono móvil o PDA. En ambos casos se necesita instalar una aplicación gratuita siguiendo los pasos que se indican en la página web de Telesor. https://www.telesor.es Se abrirá en una ventana nueva.
  • Servicio de video interpretación SVIsual a través de la página svisual.org

Cabe destacar que las llamadas al Servicio 016 de información y asesoramiento jurídico en violencia de género no queden almacenadas en el registro de llamadas de los teléfonos móviles, por lo que la discreción queda garantizada.

  • 112 Teléfono de emergencias: Te atenderán permanentemente ante cualquier situación de urgencia y seguridad.
  • 091 Policía nacional 
  • 062 Guardia civil

En este caso, quizá los más útiles sean el 016 o el 112.

Situación de violencia física

En el caso de haber sufrido una agresión física, lo primordial es ponerte a salvo. De la manera más inmediata posible deberás acudir a los servicios de urgencias más cercanos de tu domicilio.

Si no puedes acudir por tu propio pie, llama al Teléfono de Emergencias 112 para que acudan a donde estés.

  • Si has sufrido una agresión sexual, coméntalo y pide una revisión específica.
  • Relata al personal sanitario, de la forma más completa posible, todas las agresiones de las que has sido víctima, así como tu estado físico y emocional. No olvides que las lesiones pueden ser tanto físicas como psicológicas.
  • Solicita el parte de lesiones. Es esencial si en esa ocasión, o más adelante, vamos a realizar una denuncia.
  • Es importante incluir fotografías que acompañen al parte de lesiones de las zonas lesionadas o dañadas. Suponen una prueba importante de cara a una futura denuncia.

Denunciar el maltrato recibido

Este paso puede resultar el más complicado en alguno de los casos. Dicha dificultad puede ser a causa de múltiples motivos: negación del maltrato, miedo, amenazas, vergüenza, etc.

Sin embargo, es importante recordar que, sin denuncia, no se pueden activar los protocolos de protección a la víctima, orden de alejamiento, ni se podrá acceder a posibles ayudas disponibles para estos casos.

Se puede denunciar cualquier tipo de maltrato, no solo el físico o el sexual, que son quizá los “más evidentes”, o los más “fáciles de demostrar”.

La denuncia da lugar a un procedimiento judicial ante el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, con el objetivo de aclarar los hechos y, en su caso, condenar al culpable.

Los malos tratos son perseguibles de oficio, es decir, que no es necesario que haya denuncia por parte de la mujer agredida, ya que los familiares, los servicios y recursos públicos, las ciudadanas y ciudadanos en general, que tengan conocimiento de la existencia de este tipo de agresiones. Pueden ponerlo en conocimiento tanto del Juzgado como del Ministerio Fiscal, para que puedan actuar de oficio, impulsando el procedimiento e investigando los hechos.

En el caso de tomar la decisión de interponer una denuncia, os vamos a detallar algunos consejos que pueden ser útiles en el procedimiento:

  • Identifica al agresor y avisa de si dispone de licencia y/o de armas, para que se proceda a retirarlas.
  • Aporta el parte médico de lesiones, si han ocurrido.
  • Menciona si hay testigos de la agresión.
  • En el caso de agresiones verbales, se pueden aportar testimonios de testigos, como vecinos, familiares, conocidos, etc.
  • Cuenta con detalle lo ocurrido: cómo se ha producido la agresión, en qué fecha, hora, lugar, etc.
  • Detalla si has sufrido maltrato en otras ocasiones y especificar si entonces hubo denuncia.
  • Especifica si tú y tus hijos/as estáis en situación de riesgo o peligro porque puede ser vital.
  • Antes de firmar la denuncia léela atentamente y pide copia.
  • Puedes pedir información y asesoramiento sobre la solicitud de la Orden de Protección y pedirla.

En caso de necesitar salir del domicilio familiar

Si corres peligro, avisa a la Policía, y recuerda que puedes abandonar el domicilio familiar sin perder derechos. Siempre que en un plazo de 30 días interpongas denuncia o demanda de separación.

Si tienes miedo de regresar a por tus cosas llama a la policía o a la Guardia Civil para que te acompañen. Si puedes, lleva contigo lo más imprescindible:

  • DNI o Pasaporte tuyo y de tus hijas e hijos.
  • Las tarjetas sanitarias y de la Seguridad Social.
  • El Libro de Familia
  • Certificados médicos tuyo y de tus hijas e hijos.
  • Libretas de Ahorro y tarjetas de crédito.
  • Permiso de trabajo si no tienes la nacionalidad española.

Además, si puedes, recoge toda la documentación que consideres importante (aunque no es imprescindible) como:

  • Permiso de Conducir
  • Dinero
  • Llaves
  • Contrato de arrendamiento de la vivienda o escrituras de la propiedad de la misma.
  • Documentos de Seguros.
  • Medicamentos.
  • Agenda de direcciones y de teléfonos de familiares y amigos.
  • Tu nómina y la de la persona con la que convives o bien copia de la última Declaración de la Renta.

Recuerda que siempre podrás volver a por cualquier cosa que necesites acompañada de las fuerzas de seguridad.

Qué hacer si soy consciente de una situación de maltrato ajena

La lucha contra el maltrato es tarea de todos, atrás quedó la idea de que lo que ocurre en casa es problema de la pareja y no hay que meterse.

Si la persona que conocemos que sufre maltrato es un familiar o alguien allegado. Lo primordial es hacerle saber que cuenta con tu apoyo. No hay que presionar, ni culpabilizar. No hay que insistir con el tema de la denuncia, ya que este aspecto es que más miedo y dudas genera.

Es necesario que la victima sepa que tiene un punto de apoyo, y que, poco a poco se sienta segura de ir dando pasos. Ya que, cada persona necesita su proceso.

En el caso de no conocer a la persona maltratada o de tener poca confianza, también podemos mostrarnos como un punto de apoyo, facilitar alguna información, algún teléfono de contacto por si necesita ayuda.

Y por supuesto, si presencias (viéndolo por la calle, en tu trabajo, o escuchándolo en tu bloque de vecinos), una situación de maltrato, ya sea física o verbal. Llama inmediatamente a cualquiera de los números antes mencionados, el aviso puede ser totalmente anónimo, y puede salvar vidas.

Información adicional

Tamara López

Sobre Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.