Menores

El comportamiento suicida en niños y adolescentes: ¿cómo se puede detectar y prevenir?

Detectar y comprender los signos es importante a la hora de tomar las medidas necesarias para prevenir un suicidio.


El hecho de tener redes sociales cada vez más jóvenes conlleva a una exposición continua sobre la vida privada y social de una persona. Las redes sociales son una herramienta muy potente y un arma de doble filo en la vida de los más pequeños y jóvenes. Muchos de ellos las utilizan para aislarse del mundo.

Nos encontramos en la era digital, por lo que prácticamente todo el mundo tiene alguna red social en su teléfono móvil en la que poder comunicarse con familiares y amigos.

Ya son varios casos los que han sido noticia en diversos medios sobre el suicido en niños y adolescentes, debido a diferentes factores asociados a la situación personal del niño o joven. Aun así, el hablar de suicidio infantil, sigue siendo un tema tabú y delicado que muchas veces es difícil de diagnosticar. Apenas estudiado a nivel internacional, la incidencia del suicidio infantil parece, sin embargo, haber aumentado en los últimos años.

La pandemia ha incrementado un 59% estos comportamientos suicidas

Como dato importante a tener en cuenta, tras la pandemia que hemos sufrido a nivel mundial, los comportamientos suicidas en menores crecen un 59% por la pandemia, ya que el hecho de estar confinado y tener restricciones en todas las áreas de tu vida hicieron que aumentaran los casos de trastornos mentales.

En marzo de 2021, en un análisis desglosado, los diagnósticos que más se incrementaron fueron: “Intoxicación no accidental por fármacos” (122 por ciento), “suicidio/intento de suicidio/ideación autolítica” (56 por ciento), “trastorno de conducta alimentaria” (40 por ciento), “depresión” (19 por ciento) y “crisis de agresividad” (10 por ciento).

¿Qué se entiende por suicidio infantil?

El termino designa el acto por el cual un niño provoca su propia muerte de manera voluntaria. En la mayoría de los casos, esto no significa simplemente un deseo de morir, sino que aparece como el último recurso para escapar de un gran sufrimiento o de una situación para la cual el niño no encuentra salida.

Si quieres recibir artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Cuáles son las causas?

El fin de la infancia y el comienzo de la adolescencia suelen ser períodos difíciles que presentan múltiples desafíos. Por ello, existen diferentes causas o factores que conllevan a este acto.

  • Factores personales: psicológicos (personalidad anti-social, depresión…) o comportamentales (agresividad, abuso de alcohol, drogas)
  • Factores familiares: el entorno familiar juega un papel muy importante en la vida de un menor o un joven. En estos casos, el abandono, el abuso, la falta de proyectos pueden incentivar tendencias suicidas. Otro de los factores importantes a tener en cuenta son el aislamiento social o afectivo
  • Otros factores: la ciber-dependencia (adicción a videojuegos o internet), acoso en el colegio o violencia debido a la orientación sexual o por pertenecer a una minoría.

¿Cómo se puede detectar y prevenir?

Detectar y comprender los signos es importante a la hora de tomar las medidas necesarias para prevenir un suicidio.

A continuación, os mostramos una lista de síntomas que pueden manifestar para poder prevenir dicha situación:

  • Trastorno del sueño (dormir mucho o muy poco)
  • Pérdida del apetito y/o peso
  • Aislamiento
  • Pérdida del interés en las actividades preferidas
  • Absentismo escolar
  • Agresividad física o psicológica
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Falta de preocupación por la apariencia e higiene
  • Correr riesgos innecesarios
  • Interés por la muerte

Además, es de vital importancia que tengas contacto con el centro educativo e incluso que se trate el caso con un especialista en este tipo de casos que os ayude a saber cómo gestionar la situación y sobre todo que el menor o joven se le ayude a salir de la situación.

Si tienes o has tenido pensamientos suicidas desde el numero de teléfono 024, pueden ayudarte. Este teléfono es confidencial, gratuito, accesible y anónimo estará activo las 24 horas del día y los 365 días del año y ofrecerá soporte y apoyo emocional a quienes acudan a la línea con planes o pensamientos suicidas, y también a sus familiares

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Botón volver arriba