Incapacidad

¿Tengo derecho a solicitar una incapacidad permanente si estoy en paro?

Si una persona está en situación de desempleo contributivo (en paro), podría acceder a una pensión de Incapacidad Permanente


Si una persona está en situación de desempleo contributivo (en paro), podría acceder a una pensión de Incapacidad Permanente porque se encuentra en situación asimilada al alta. No es necesario estar de baja médica en el momento de la solicitud de la incapacidad o del reconocimiento del Tribunal Médico.

Vemos con detalle esta cuestión.

¿Se puede pedir una incapacidad estando en paro?

Sí, se puede, es compatible. Si estás en situación de desempleo contributivo o cobrando un subsidio por desempleo, puedes solicitar la incapacidad permanente porque se trata de una situación asimilada al alta.

Los requisitos para solicitar una incapacidad laboral:

  • Afiliación y alta o situación asimilada al alta al sistema de la Seguridad Social. Este requisito no será necesario para las pensiones de Incapacidad Permanente Absoluta y Gran Invalidez, pero el período de cotización mínimo que se exige es de 15 años.
  • Si la incapacidad deriva de enfermedad común, hay que tener un período previo de cotización. La incapacidad que derive de un accidente de trabajo o enfermedad profesional no exige cotización previa.

Estar en el paro sin cobrar

En este caso también sería posible tramitar una incapacidad, pero si durante todo el periodo de desempleo siempre se ha estado inscrito como demandante de empleo.

Si quieres recibir mas noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Qué ocurre si estoy en situación de no alta?

Si ni se trabaja (ni se está de baja médica) y tampoco se tiene una situación asimilada de alta (no estar apuntado al paro), también se podría conseguir una pensión de incapacidad.

Siempre y cuando se acrediten 15 años cotizados como mínimo, incluyéndose 3 de esos años dentro de los últimos 10.

La importancia de sellar el paro

Si se está en el paro, la única forma de demostrar que se desea trabajar es inscribirse como demandante de empleo.

Si no se ha estado inscrito desde el último trabajo, no se cumplirá este requisito y será mucho más difícil demostrarlo ante un juez si la deniegan y se acaba reclamando por vía judicial.

Información adicional

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba