Incapacidad

¿Puedo conducir si estoy de baja por enfermedad?

La normativa establece que para ponerse al volante es necesario tener ciertas aptitudes psicofísicas


Seguro que, si has tenido un siniestro y te encuentras de baja laboral, se te ha pasado por la cabeza la duda de si encontrándote en esta situación puedes o no hacer determinadas cosas, como conducir.

Y es que una baja laboral te puede impedir realizar algunas de estas actividades cotidianas, y en otros casos, dependiendo del motivo de esta, o si has tenido un accidente de circulación, del tipo de lesiones que hayas tenido.

En este artículo te doy respuesta a esta cuestión.

¿Se puede conducir estando de baja?

Que puedas o no conducir va a depender en gran medida del tipo de lesiones que hayas tenido, y de la causa que haya motivado tu incapacidad temporal. Si es compatible con conducir, no debe haber problema en que lo hagas.

La mejor opción es hacer la consulta a tu médico para que te indique si puedes o no conducir de manera segura.

De acuerdo con la DGT existen enfermedades incompatibles con la conducción, pero ¿afectan a las bajas laborales? Lo cierto es que para ponerte al volante debes tener ciertas aptitudes psicofísicas.

De hecho, existen ciertas enfermedades con las que la DGT impide ponerse al volante, a menos que se disponga de un informe médico favorable.

En este sentido, los artículos 17 y 18 del Reglamento General de Circulación establece que “los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículos y mantener su propia libertad de movimientos para garantizar su propia seguridad, la del resto de ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía”.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Puedo conducir si estoy de baja por ansiedad?

La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes y puede provocar agitación, inquietud, taquicardias; síntomas que podrían afectar a la conducción, ya que mucho de los medicamentos que la tratan suelen ser incompatibles con la conducción. De ahí que, en este caso, se necesite el informe de un especialista para poder renovar o sacarse el carnet de conducir.

¿Puedo conducir si estoy de baja por cervicalgia?

Los principales síntomas de la cervicalgia son la rigidez del cuello, el dolor de cabeza, los mareos, las náuseas. Por lo tanto, no es nada recomendable conducir cuando padeces alguno de estos síntomas.

En este caso, no deberías volver a conducir hasta que el médico considere que estás recuperado.

¿Puedo conducir si estoy de baja por lumbalgia?

La lumbalgia provoca un fuerte dolor en la parte baja de la espalda, que podría afectar a la movilidad del conductor.

Para tratarla lo normal es que para tratarla se recurra a relajantes musculares, antiinflamatorios y analgésicos que, en muchos casos, pueden disminuir las capacidades al volante. En el caso de que estés de baja por lumbalgia, está prohibido conducir salvo que tu médico diga lo contrario.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba