Incapacidad

Estos son los casos por los que te pueden suspender la pensión de incapacidad permanente en 2023

Existen diferentes circunstancias que pueden conllevar la suspensión o extinción de la pensión de incapacidad permanente


Sí, existe la posibilidad de que la Seguridad Social resuelva retirar el grado de incapacidad previamente otorgado y a consecuencia de ello, la prestación.

Tras el reconocimiento de la incapacidad, se fija un plazo de revisión. Durante ese plazo, normalmente 2 años, no se podrá revisar la pensión salvo que se empiece un nuevo trabajo incompatible con el tipo de incapacidad declarado.

En esta línea, únicamente se puede retirar una pensión de incapacidad permanente si el INSS ha cometido un error al aprobarla, o si efectivamente el pensionista ha comenzado a ejercer un empleo que no es compatible con las lesiones o enfermedades que padece.

Suspensión de la pensión

Existen cuatro grados de incapacidad permanente: Parcial, Total, Absoluta y Gran Invalidez. Cualquier pensión de incapacidad permanente puede derivar de accidente de trabajo, enfermedad común, enfermedad profesional o accidente no laboral. La causa es un factor determinante respecto a los requisitos exigidos por el INSS para tener derecho al reconocimiento de un determinado grado de incapacidad.

Los grados de incapacidad permanente parcial, total, absoluta o gran invalidez siempre son susceptibles de revisión por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Dicha revisión sólo se puede realizar hasta el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación. Fruto de esta revisión se puede producir un aumento, reducción o mantenimiento del grado de incapacidad. También puede llevar a la retirada de la pensión.

Con todo ello, estos son algunos de los motivos por los que el INSS puede ordenar la suspensión de la pensión en 2023:

  • En caso de que la persona beneficiario haya actuado de forma fraudulenta para obtener o conservar el derecho a la pensión.
  • Si la incapacidad es debida o se ha agravado como consecuencia de una imprudencia temeraria de la persona beneficiaria.
  • En caso de que la incapacidad permanente se deba a que el ciudadano ha rechazado o abandonado, sin causa aparente, el tratamiento médico prescrito durante el periodo de incapacidad temporal.

Además, el INSS también puede retirar la pensión de incapacidad permanente cuando la persona beneficiaria abandone los tratamientos o procesos de rehabilitación pertinentes. Todo ello, sin una causa razonable.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Motivos de extinción

En otro orden, también existen una serie de causas que pueden llevar a la extinción de la pensión de incapacidad permanente. Es decir, que el INSS retire el derecho a recibir la pensión. En concreto, puede extinguirse por tres causas muy claras:

  1. Revisión que muestra una evidente mejoría del estado de salud del ciudadano.
  2. Reconocimiento de la pensión de jubilación, cuando la persona beneficiaria opte por esta opción.
  3. Fallecimiento de la persona beneficiaria.

Con todo ello, es necesario recordar que las pensiones contributivas de incapacidad permanente se han revalorizado un 8,5% con respecto al año anterior. Así, los beneficiarios de estas prestaciones recibirán un aumento en sus cuantías durante todo el año 2023.

Información adicional

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba