Empleo

Estoy quemado/a del trabajo: cómo prevenir el síndrome de Burnout

El síndrome de burnout es el resultado de una acumulación de emociones negativas respecto a la carrera profesional

El síndrome del impostor y como afecta a la búsqueda de empleo

Bolsas de trabajo, como funcionan, requisitos y como inscribirse en 2021

¿Estas trabajando o buscas empleo? Así puedes superar el test DISC


Estoy segura de que alguna vez has dicho eso de “estoy quemado del trabajo” o lo has escuchado en otra persona.

El síndrome de estar quemado (burnout) o del trabajador desgastado hace referencia a aquellas personas que viven una situación de estrés continuado. En este artículo hablamos de en qué consiste este síndrome y cómo podemos prevenirlo.

¿Qué es el Síndrome de Burnout?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define este síndrome como “el resultado del estrés crónico en el lugar de trabajo”.

Se trata de un síndrome silencioso, ya que las personas que lo sufren son incapaces de darse cuenta de ello.

Tipos de síndrome

Podemos hablar de 2 tipos de síndrome:

  • Burnout activo: la persona expresa sin problemas sus sentimientos, pensamientos y necesidades. Las causas no tienen por qué ser estrictamente profesionales.
  • Burnout pasivo: el trabajador muestra apatía en todo momento.

Síntomas más comunes que presenta este síndrome

A continuación, te voy a detallar los síntomas que presenta este síndrome, con el fin de que puedas identificar si los sufres o no:

  • Incapacidad de desconectar del trabajo estando en casa
  • Falta de energía
  • Agotamiento físico, mental o emocional
  • Distanciamiento mental del puesto de trabajo y de los compañeros
  • Disminución de la productividad laboral y de la concentración
  • Altos niveles de estrés
  • Dolores musculares y de cabeza
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Pérdida de peso
  • Fatiga visual
  • Taquicardia
  • Mareos

¿Qué causa el síndrome de Burnout entre los trabajadores?

Pues bien, el síndrome de burnout es el resultado de una acumulación de emociones negativas respecto a la carrera profesional, caracterizada por la fatiga, la irritabilidad, el enfado y el resentimiento hacia los superiores.

Las principales que derivan a los empleados a este estado son las siguientes:

Exceso de trabajo

Las largas jornadas y una gran carga de trabajo no suelen ser continuadas en el tiempo. Sin embargo, si esto se convierte en una rutina, puede llegar a ser peligroso.

Y es que cuanto más tiempo pasa una persona trabajando, menos tiempo tiene para atender sus necesidades y cuidar de sí mismo.

Todo ello causa, entre otras:

  • Falta de sueño
  • Fatiga
  • Depresión
  • Incrementa la presión sanguínea
  • Dolores de cabeza
Mala gestión

Hay personas que pueden considerar el exceso de trabajo como un reto. Eso les lleva a hacer horas de más, pasar largas horas trabajando en casa y en el trabajo, y ello desencadena a la larga, mucho cansancio físico y mental, mucha frustración por no poder llegar a todo e inseguridad laboral.

Todo ello, hace que una persona sea más propensa a sufrir este síndrome.

Consejos para prevenir este síndrome

Y terminamos dando siete consejos para que el síndrome de burnout no acabe con tus aspiraciones personales y profesionales:

  1. Cuida tu salud
  2. Establece prioridades personales y profesionales
  3. Realiza actividades que realmente te apasionen y motiven
  4. Actualiza cada 3 meses tus objetivos personales y profesionales
  5. Comunícate con tus compañeros de trabajo y tus superiores
  6. Fija un horario preestablecido donde se una lo personal y lo profesional
  7. Aprende a decir No a todo lo que no te aporte y te reste energía

Enlaces de interés

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba