Contrato temporal: todo lo que tienes que saber
Empleo

Contrato temporal: todo lo que tienes que saber

Los contratos temporales son una de las modalidades más utilizadas en España en el ámbito laboral

Contrato indefinido: tipos, características y cese

Este es el método que propone el SEPE, para encontrar trabajo

Como realizar una entrevista Online con éxito


Seguimos con nuestra serie de artículos en la que estamos hablando de los contratos laborales. Y el artículo de hoy lo dedicamos a los contratos temporales.

Los contratos temporales son una de las modalidades más utilizadas en España en el ámbito laboral. Pero ¿sabes realmente todo lo que engloba un contrato de trabajo temporal? Pues quédate leyendo si estás contratado en tu empresa con esta modalidad.

¿Qué es un contrato de trabajo temporal?

Un contrato de trabajo temporal es un acuerdo entre la empresa y el empleado para desempeñar un trabajo, muy específico, durante un tiempo concreto. Este tiempo determinado puede ser un número de días exactos o un periodo delimitado como, por ejemplo, Navidad.

Es el contrato de trabajo opuesto al contrato indefinido.

El contrato de trabajo temporal puede realizarse a jornada completa, pero también a media jornada. Además, es posible formalizarlo por escrito o, en algunos casos, simplemente de manera verbal.

Podrá ser verbal cuando el contrato se establezca por un periodo inferior a cuatro semanas y a jornada completa.

Características del contrato de trabajo temporal

Las características son las siguientes:

  • Establecen una relación laboral con una duración determinada, siempre que así lo permita la ley o el convenio colectivo aplicable.
  • Los trabajadores disfrutarán en general de los mismos derechos y obligaciones que los trabajadores que cuentan con contratos de trabajo indefinidos.
  • Podrán ser a jornada completa o a media jornada.
  • Los contratos de trabajo temporales podrán incluir también un periodo de prueba (o no incluirlo).
  • El trabajador tendrá el derecho a recibir una indemnización en la fecha de terminación del contrato temporal que asciende a 12 días de salario por año trabajado.

Beneficios del contrato temporal para la persona contratada

Los beneficios son:

  1. Facilita el primer empleo.
  2. Permite adquirir experiencia en diferentes sectores.
  3. Si es a tiempo parcial, te permite compaginar estudios o familia con tu trabajo.

Beneficios del contrato temporal para la empresa que contrata

En este caso, los beneficios son:

  1. Reducción del coste de la plantilla.
  2. Los procesos de selección son más cortos.
  3. Flexibilidad.
  4. Posibilidad de conocer a los trabajadores sin necesidad de establecer un período de prueba.

¿Tengo derecho a vacaciones con un contrato temporal?

La respuesta es sí. El Estatuto de los Trabajadores establece 30 días naturales de vacaciones (a no ser que tu convenio establezca una mejora de dichos días), los cuales tendrán que ser prorrateados en función de la duración de tu contrato.

Cese del contrato temporal

Aquí puede ocurrir que termine tu período de contratación, que seas despedido por la empresa o que te acojas a la baja voluntaria. Para cada uno de los casos se establecen los siguientes criterios:

  • Fin contrato laboral: tienes derecho a tu finiquito y en función del tipo de contrato, a una indemnización de 12 días por año trabajado.
  • Despido antes de que termine el contrato: en este caso, si el despido es objetivo (por causas ajenas al trabajador), tienes derecho a tu finiquito y a una indemnización de 20 días por año trabajado. Si el despido es disciplinario, no te da derecho ni a finiquito ni indemnización.
  • Baja voluntaria: sólo tienes derecho a finiquito y además si tu contrato es superior a un año, tienes que realizar un preaviso de 15 días naturales o en su caso lo que se haya acordado en el Convenio Colectivo o en el contrato de trabajo. Por el contrario, si tu contrato es inferior a un año, no es necesario avisar con antelación, salvo que en el contrato o Convenio colectivo se establezca lo contrario.

Tipos de contrato temporal

En concreto existen tres tipos de contratos temporales:

Contrato por obra o servicio

El contrato laboral temporal por obra y servicio se efectúa para realizar un trabajo concreto y debe especificar la duración aproximada del mismo.

Se trata de un proyecto concreto que se desarrolla al margen de las actividades habituales de la empresa.

Contrato de interinidad

Se puede ejecutar para sustituir a otros trabajadores con derecho sobre ese puesto de trabajo, o bien, para cubrir una plaza libre mientras se realiza el proceso de selección que determinará quién es el escogido para la vacante.

Contrato eventual

El contrato eventual surge por la necesidad de la empresa de aumentar la plantilla durante un tiempo, debido al exceso de trabajo o a la acumulación del mismo. Está pensado para circunstancias excepcionales, es decir, para cuando la necesidad haya surgido de manera imprevisible y esporádica.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba