Desmintiendo bulos

La DGT avisa: no hay trucos infalibles para dar negativo en un control de alcohol y drogas, esto es lo que debes hacer

Casi la mitad de los conductores fallecidos en accidente de tráfico en 2020 dio positivo


Llega el verano y con él, los controles de alcoholemia, drogas y velocidad. Es cierto que el hecho de conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas es una lacra para la sociedad. Ya que se puede observar que algunos conductores no son del todo conscientes de que no deben conducir los vehículos bajo estos efectos, por el hecho de que no solamente no controlan la situación sino también los efectos colaterales que pueden causar y el peligro que puede ocasiones en la seguridad vial.

Según recoge la Memoria de 2020 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses de España, basada en autopsias, casi la mitad de los conductores fallecidos en España dio positivo en alcohol, drogas o psicofármacos.

No se puede eludir el control

Por ello la Dirección General de Tráfico (DGT) a través de su canal de Twitter ha publicado una serie de conocidos trucos que no funcionan para eludir el control de drogas y esto lo deben tener presente todos los conductores.

Falsos trucos

Desde la DGT han decidido publicar estos falsos trucos ya que existe una creencia que no corresponde con la realidad de que se puede bajar el nivel de alcohol llevándolos a cabo.

Solo hay una única y sencilla forma de dar negativo en un control de alcoholemia: no beber. Al igual sucede con las drogas. Solo evitar su consumo permite dar negativo en la prueba. Ni esperar una o dos horas tras la ingesta; ni tomar granos de café, bebidas energéticas o limón; ni beber grandes cantidades de agua; ni hacer ejercicio intenso para sudar; ni dormir un rato. Nada de esto permitirá cambiar el resultado.

Sanciones

Por otro lado, el capítulo IV del Título XVII del Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico y establece las siguientes penas por conducir con exceso de alcohol (más de 0,60 mg/l) o bajo la influencia de drogas: prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de uno hasta cuatro años. Negarse a hacer la prueba de control supone cárcel de seis meses a un año y privación del derecho a conducir de uno a cuatro años.

Y además con la nueva ley que entregó en Vigor en el mes de marzo, los menores de edad tienen un límite de alcoholemia de 0,0 gramos de alcohol en sangre para poder conducir. En la práctica, significa que el conductor de un ciclomotor, motocicleta o patinete eléctrica cuya edad sea inferior a los 18 años no podrá ponerse al manillar si ha bebido una sola cerveza

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social
Botón volver arriba