Todo lo que tienes que saber sobre el salario emocional
Derecho laboral

Todo lo que tienes que saber sobre el salario emocional

Es un tipo de retribución no económica que se puede dar a un trabajador


¿Has oído alguna vez hablar de salario emocional? Es un tipo de retribución no económica que se puede dar a un trabajador.

En este artículo te voy a explicar qué es eso de salario emocional, ejemplos de salario emocional y qué ventajas genera para los trabajadores. Quédate leyendo que estoy segura que este artículo te interesa.

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional son aquellas retribuciones no monetarias que el trabajador obtiene de la empresa para incentivar de forma positiva su puesto de trabajo e incrementar su productividad.

El objetivo final del salario emocional no es otro que servir de impulso o motivación al trabajador y que, a su vez, permite mejorar la percepción que los empleados tienen de su empresa.

Es decir, que el trabajador sienta que sus expectativas están cubiertas y que perciba un futuro estable dentro de la organización. Además, estos recursos permiten a la empresa evitar la rotación de plantilla y retener el talento.

Ventajas del salario emocional

Son muchas las ventajas, pero las más importantes son:

  • Incremento de la productividad de los empleados.
  • Aumento del sentimiento de pertenencia.
  • Fidelización de los trabajadores.
  • Reducción de la rotación de la plantilla.
  • Mejora del ambiente laboral.
  • Atracción del talento
  • Aumento de la motivación del equipo.

Ejemplos de salario emocional

Algunos de los ejemplos más importantes son:

Oportunidades de promoción dentro de la empresa

El trabajador percibe que tiene un futuro importante dentro de la empresa, que le permitirá un desarrollo profesional y oportunidades de mejora.

Clima laboral

Ofrecer a los empleados un buen ambiente laboral alejado de conflictos y proclive para el trabajo en equipo es otra herramienta útil.

Formación

Otro ejemplo de salario emocional es ofrecer a los trabajadores oportunidades de formación que permitan su desarrollo profesional y personal, así como planes de formación personalizados en función del empleado y del puesto.

Conciliación familiar y laboral

Otro ejemplo es ofrecer:

  • Flexibilidad horaria.
  • Días libres por consecución de objetivos.
Teletrabajo

Una herramienta muy útil para la conciliación familiar es ofrecer la posibilidad de trabajar a distancia en momentos puntuales y según las necesidades, lo cual hará que se sientan más satisfechos con la empresa y con su puesto de trabajo.

Reconocimiento al trabajo bien hecho

Y es que a todos nos gusta sentirnos reconocidos por nuestra empresa. El uso de palabras como “buen trabajo”, “enhorabuena” o “confiamos en ti”, son a veces incluso más gratificantes para un trabajador que la propia retribución económica.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba