Derecho laboral

Privilegios que tienen los funcionarios respecto a otros trabajadores

Un trabajo para toda la vida, sin duda, es el privilegio por excelencia. Conseguir una plaza como funcionario público es tener una vida asegurada, con comodidades, sin sorpresas y altibajos.


Vivimos en un país en donde el emprendimiento (trabajar para uno mismo), no entra en nuestro plan de vida. La mayoría de los españoles sueñan con conseguir una plaza fija como funcionario y asegurarse la vida.

Es por eso que en este artículo vamos a ver los privilegios que tienen los funcionarios respecto a otros trabajadores, con el fin de entender por qué gran parte de la población española quiere tener su plaza asegurada.

Un trabajo para toda la vida

Sin duda, es el privilegio por excelencia. Conseguir una plaza como funcionario público es tener una vida asegurada, con comodidades, sin sorpresas y altibajos.

Pero en mi opinión, eso no le hace tener más privilegios que el resto de los trabajadores. Trabajadores que se levantan a las 7 de la mañana para tener un duro día de trabajo y que, muchas veces, ese esfuerzo no se traduce en una remuneración económica adecuada.

Elección entre Sanidad pública y privada

La mayoría de los funcionarios de carrera están integrados en un Régimen Especial de la Seguridad Social. Una de sus principales ventajas es la posibilidad de elegir cada seis meses entre la sanidad pública y la privada.

La Sanidad Pública es prestada por los servicios de salud de las Comunidades Autónomas.

La Sanidad Privada es prestada por mutuas privadas (Adeslas, Asisas o DKV).

Salario más elevado

Sin duda, otro “gran privilegio” que, sin duda, deja en un lugar inferior al resto de trabajadores que no son funcionarios.

Aunque es cierto que los aumentos salariales percibidos por los funcionarios en las últimas tres décadas han sido inferiores a los obtenidos por los empleados de las empresas privadas.

En definitiva, una parte de los privilegios que tenían los funcionarios están en régimen de extinción desde el 1 de enero de 2011.

Los antiguos funcionarios en activo sí son unos privilegiados. En cambio, los nuevos y los recientes lo están teniendo más difícil.

Jubilación a los 60 años sin penalización

Algunos grupos de funcionarios, tales como militares de carrera, profesores, médicos, jueces y fiscales, pueden jubilarse a los 60 años y percibir completa su pensión, si acreditan 30 o más años de servicios al Estado.

Una posibilidad que ya no posee ninguno de los que obtuvo una plaza con posterioridad al 1 de enero de 2011.

Dicho privilegio no lo posee ningún trabajador del sector privado.

Derechos individuales de los funcionarios públicos

Derecho a la inmovilidad

Consiste en que ningún funcionario de carrera podrá ser privado de su condición, salvo mediante la imposición de la sanción de separación del servicio por la comisión de una falta muy grave.

Derecho a la progresión profesional y promoción interna

La carrera profesional de los funcionarios públicos es el conjunto ordenado de oportunidades de ascenso y expectativas de progreso profesional conforme a los principios de igualdad, mérito y capacidad.

Las Administraciones Públicas promoverán la actualización y perfeccionamiento de la cualificación profesional de sus funcionarios de carrera.

Derecho a las prestaciones de la Seguridad Social

Los empleados y funcionarios públicos tienen derecho a estar de alta en Seguridad Social o en la Mutualidad que corresponda a su Cuerpo (MUFACE, MUGEJU, ISFAS, etc.) a sus cotizaciones a altas y bajas médicas, al cuadro de profesionales médicos de las entidades concertadas, a las medicinas correspondientes, así como a las Incapacidades Temporales y también a la Incapacidades Permanente Total, Absoluta o Gran Invalidez que les pudieran corresponder.

Derecho a las vacaciones

Durante cada año natural, tendrán derecho a vacaciones retribuidas de 22 días hábiles, o de los días que correspondan proporcionalmente si el tiempo de servicio durante el año fue menor.

Derechos colectivos de los funcionarios públicos

Dentro del encuadre de los derechos colectivos, debemos destacar los siguientes:

  • Derecho a la libertad sindical.
  • El derecho a la negociación colectiva.
  • Derecho a huelga.
  • Conflicto colectivo.
  • Derecho de reunión.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba