Derecho de familia

Seis procedimientos para liquidar el régimen de separación de bienes

En el régimen de separación de bienes no hay un patrimonio común, pero sí puede haber bienes en común, ya sea porque los han adquirido ambos cónyuges o porque ninguna pueda probar su titularidad, en cuyo caso se presume que son de los dos.

En caso de separación o divorcio, ¿qué son los gastos extraordinarios de los hijos?

Divorcio contencioso: todas las claves

Convenio Regulador: qué es y en qué procedimiento se utiliza


¿Se puede liquidar el régimen de separación de bienes? En este artículo vamos a hablar de estos seis procedimientos. Así que si tu matrimonio se rige por este régimen y quieres liquidarlo, quédate leyendo porque seguro que alguno de estos procedimientos te interesa.

Poniéndonos en contexto

Según establece el Tribunal Supremo, en una de sus sentencias, el artículo 1438 del Código Civil es la única norma aplicable al régimen de separación de bienes, ¿pero ¿qué ocurre con los bienes y deudas en común?

Ya que los artículos 806 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil hace referencia a la liquidación de la sociedad de gananciales, para los bienes o deudas en común en el régimen de separación de bienes, en caso de conflicto, los cónyuges deberán acudir a los procedimientos declarativos generales adecuados para cada situación en concreto.

Veamos, por tanto, esos seis procedimientos con los que podremos liquidar el régimen de separación de bienes.

Reclamación de cantidad

Como bien sabes, en el régimen de separación de bienes no hay un patrimonio común, pero sí puede haber bienes en común, ya sea porque los han adquirido ambos cónyuges o porque ninguna pueda probar su titularidad, en cuyo caso se presume que son de los dos.

Pero también pueden existir deudas dinerarias entre los cónyuges. En este caso, éstos podrán reclamarlas en un momento posterior a través de un procedimiento de reclamación de cantidad.

División de la cosa común

Según establece el artículo 400 del Código Civil, ningún copropietario estará obligado a permanecer en la “comunidad”. De esta forma, cada uno de los cónyuges puede pedir en cualquier momento que se divida la cosa común.

Esta acción se ejercitará mediante la correspondiente acción procesal, en procedimiento declarativo que corresponda a su cuantía.

Así, en este sentido podemos hacer una doble diferenciación:

  • Si la cosa fuera divisible: se efectuará mediante la división material, por lo que se adjudicará una parte o porción a cada copropietario.
  • Si fuera cosa indivisible: en este caso, se efectuará la división económica, bien mediante la adjudicación a uno de ellos indemnizando al otro, o si no existiese acuerdo, mediante la venta.

Juicio ordinario para solicitar el uso compartido de un inmueble

Se puede acudir a este procedimiento cuando la posesión de un inmueble la tiene uno de los cónyuges, pero donde ambos son copropietarios.

En este caso, se puede solicitar el uso compartido del mismo, tal y como se establece en el artículo 394 del Código Civil. En este sentido:

“Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho”.

Desahucio por precario

Acudiremos a este procedimiento cuando el propietario no tiene el uso del inmueble (porque está residiendo en la vivienda su excónyuge) y desea recuperarlo tras el divorcio.

En este caso, el propietario del inmueble puede interponer una demanda de desahucio por precario.

Pero aquí, debemos de hacer una salvedad; si el uso de la vivienda ha sido atribuido a los hijos menores y al progenitor custodio, no se podrá interponer esta demanda hasta que no se extinga el uso por otras causas (las cuales vendrán recogidas en la sentencia de divorcio o en la ley).

Acción declarativa de dominio

Para que se pueda declarar que un bien pertenece a uno de los cónyuges, podemos acudir al procedimiento de acción declarativa de dominio.

Acción reivindicatoria

Se puede ejercitar la acción reivindicatoria por el propietario de una cosa mueble o inmueble contra el excónyuge.

Esta acción viene regulada en el artículo 348 del Código Civil y establece que la propiedad es el derecho de gozar y disponer de una cosa, sin más limitaciones que las establecidas en las leyes.

Además, el propietario tiene acción contra el tenedor y el poseedor de la cosa para reivindicarla.

Enlaces de interés

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba