Dependencia

Ley de dependencia: cómo solicitarla y cuánto tarda en reconocerse

En este artículo veremos en qué consiste la Ley de Dependencia y cuáles son los trámites que se siguen para solicitar la misma.

La Ley de Dependencia es de aplicación para aquellas personas que debido a su edad, a padecer alguna enfermedad o por su nivel de discapacidad, son dependientes de manera permanente. Es decir, que la persona a la que se aplica esta ley precisa de la asistencia de una o más personas para llevar a cabo sus actividades de la rutina diaria.

¿Qué es la Ley de Dependencia?

La Ley de Dependencia es de aplicación para aquellas personas que, debido a su edad, a padecer alguna enfermedad o por su nivel de discapacidad, son dependientes de manera permanente.

La Ley de Dependencia establece tres grados de dependencia en función de los cuales se determinan distintos tipos de ayuda o prestación:

  • Dependencia de Grado I: Dependencia moderada. Son las personas que requieren ayuda de manera temporal, al menos una vez al día para poder desempeñar actividades de la rutina diaria.
  • Dependencia de Grado II: Dependencia severa. Son las personas que requieren de ayuda dos o tres veces al día, aunque sin necesitar la atención permanente de un cuidador.
  • Dependencia de Grado III: Gran dependencia. Son aquellas personas que necesitan de la atención de un cuidador varias veces al día y de manera continuada, pues no pueden desempeñar de manera independiente las actividades de la vida diaria. Estos son los que se atienden con mayor nivel de preferencia o prioridad, a diferencia de los otros dos grupos.

Si quieres recibir mas noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Pasos en la tramitación de la valoración de la dependencia

Para llevar a cabo la tramitación de la valoración de la dependencia, de acuerdo a la Ley de dependencia, será necesario una serie de pasos:

  1. Presentación de la solicitud
  2. Aportación de la documentación:
  • Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Si el dependiente tiene representante, una acreditación de la representación y su fotocopia del DNI.
  • Certificado de empadronamiento que acredite la residencia en España.
  • Última declaración de la renta o un documento acreditativo de las rentas percibidas.
  • Informe social. Los Servicios Sociales correspondientes a la Administración competente elaborarán un informe social que incluirá:
      • Antecedentes sociales.
      • Datos de convivencia.
      • Capacidad para llevar a cabo por sí mismo las Actividades Básicas de la Vida Diaria (ABVD).
      • Informe de Salud.

3. Valoración de la dependencia: Tras rellenar la solicitud y aportar la documentación necesaria, la Administración competente se pondrá en contacto con el dependiente para fijar el día y la hora de la valoración.

4. Reconocimiento del grado de dependencia: se efectuará mediante resolución expedida por la Administración competente donde resida el solicitante y tendrá validez en todo el territorio del Estado español.

5. Elaboración del Programa Individual de Atención (PIA)

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba