Cuentas Bancarias

Fusión entre Caixabank y Bankia, ¿tengo que volver a domiciliar los pagos e ingresos?

Los que fueran clientes de Bankia deberán tener en cuenta que la aplicación móvil de Bankia ha sido sustituida por la app CaixaBankNow

El Banco de España avisa: De esta forma se hereda la cuenta bancaria tras el fallecimiento de la persona titular

Este es el dinero que se queda Hacienda cuando detecta una cuenta inactiva

Casos en los que el banco puede traspasar dinero entre cuentas de un mismo titular sin avisar


Recientemente culminó el proceso de integración tecnológica de Caixabank y Bankia. Era, pues, el último paso que quedaba de la fusión que ambas entidades anunciaron el 3 de septiembre de 2020, rompiendo así el hielo a una serie de uniones que desde el Banco Central Europeo (BCE) venían demandando desde hacía tiempo.

La integración jurídica finalizó a finales del primer trimestre de 2021, pero no será hasta ahora, con la tecnológica, cuando los clientes de Bankia, entidad absorbida, noten los cambios más sustanciales.

La fecha clave fue el pasado 12 de noviembre. Desde entonces, los contratos de tarjeta de los antiguos clientes de Bankia se retransmiten a la filial de financiación al consumo y medios de pago Caixabank Payments & Consumer, con sus correspondientes cambios en las condiciones.

Además, los que fueran clientes de Bankia deberán tener en cuenta que la aplicación móvil de Bankia ha sido sustituida por la app CaixaBankNow, donde aquellos que vengan del banco absorbido, podrán ver y gestionar sus tarjetas, así como pagar en distintas operaciones en comercio electrónico.

Cuentas bancarias

Otra de las dudas más habituales entre los clientes de Bankia tiene que ver con el número de cuenta corriente. Y es que el código IBAN del banco absorbido ha cambiado a un nuevo número de cuenta de Caixabank.

Así las cosas, tras esta modificación, ¿se deberán cambiar las domiciliaciones? Tal y como explica el banco, no habrá que hacer «ninguna gestión sobre el resto de los productos vinculados a la cuenta, como tarjetas y domiciliaciones de ingresos o pagos, ya que estos automáticamente cambiarán, del antiguo, al nuevo número de cuenta».

Nuevas tarjetas

Por su parte, las tarjetas de Bankia se renovarán cuando caduquen. Es decir, no tendrán que hacer nada, cuando llegue el momento de expiración, les mandarán una de Caixabank. No habrá, por tanto, ningún problema y seguirán funcionando con total normalidad.

Por otro lado, la operación de fusión tendrá consecuencias económicas para parte de los antiguos clientes de Bankia. Aquellos que estaban adscritos al programa ‘Por ser tú’ de la entidad madrileña tenían acceso a una tarjeta de débito de forma gratuita. A partir de ahora deberán pagar 36 euros al año.

Consultar el saldo

Los nuevos clientes de Caixabank procedentes de Bankia ya pueden consultar su saldo y posición de forma actualizada en la página web del banco. Los canales digitales de Bankia se han redirigido automáticamente a los de su nueva propietaria.

Usar Bizum

Esos usuarios podrán volver a usar la aplicación Bizum para realizar transacciones y enviar o recibir dinero con total normalidad. Durante el proceso de integración los clientes de Bankia se habían quedado sin poder usar ese servicio, ya restablecido bajo el sistema de Caixabank.

Cajeros sin problemas

La red de cajeros y las Terminales Punto de Venta (TPV) siguen funcionando sin problemas. Las TPV son los dispositivos usados para realizar gestiones de venta en establecimientos comerciales a través de los datáfonos.

Asimismo, la absorción de Bankia, nacionalizado tras su quiebra, por parte de Caixabank tendrá también otras consecuencias. Esa operación supondrá unas pérdidas de más de 1.000 millones de euros para el Estado español, informa Pablo Allende Salazar de elPeriodico.com

En el plano laboral, esta fusión bancaria ha llevado a un importante recorte de puestos de trabajo. Hasta 6.452 empleados de Caixabank se verán afectados por el que ya es el mayor expediente de regulación de empleo (ERE) de la historia de la banca en España.

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba