Consultas

Soy pensionista y me mudo al extranjero, ¿puedo seguir percibiendo la pensión española?

Pensión de jubilación, ¿A que edad puedo jubilarme en 2021?

He solicitado la jubilación y no he recibido ninguna notificación ¿Tengo que seguir trabajando?

Jubilación anticipada, ¿en qué situaciones puede darse?


Después de pasar tantos años cotizando y trabajando duro ha llegado la hora de disfrutar y una manera genial de hacerlo es mudándote a otro país como por ejemplo uno en el que estuviste de vacaciones hace años y que tanto te gustó o irte a descubrir alguno nuevo, o que tu poder adquisitivo será probablemente menor y decides irte a vivir a otro país con un coste de vida inferior.

Los trámites para cobrar la pensión de jubilación en el extranjero se han simplificado en los últimos años. De entrada debes saber que una persona que es beneficiaria de una pensión de jubilación tiene derecho a percibirla con independencia del lugar en el que se encuentre. Con tener una cuenta nacional donde recibir el ingreso de la pensión debería ser suficiente.

¿Es posible cobrar la pensión española en el extranjero?

Un jubilado español puede vivir fuera de España y cobrar su pensión sin ningún problema, siempre que esta sea de tipo contributivo.

Aunque si te corresponde recibir el complemento a mínimos, el Estado no te lo abonará mientras estés fuera.

En caso de que la pensión sea por incapacidad permanente total, también puedes cobrar la pensión en el extranjero. Y, al igual que sucede con el complemento a mínimos, si tienes derecho al del 20% por ser mayor de 55 años, tampoco te lo abonarán.

La Resolución de 4 de marzo de 2014 de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social establece que es totalmente legal cobrar tu pensión fuera de España. Y explica algunos de los trámites para recibir la pensión si estás residiendo en el extranjero. Fue publicada en el BOE del 14 de marzo del mismo año.

Los pensionistas de la Seguridad Social española residentes en el extranjero deben presentar todos los años, dentro del primer trimestre natural, un justificante original de vivencia si quieren seguir cobrando la pensión que les hubiera sido reconocida.

La acreditación de la vivencia del pensionista puede obtenerse mediante acta notarial de presencia o mediante comparecencia física del interesado ante el encargado del Registro Civil. Las autoridades competentes para expedir el certificado de vida fuera de España son los encargados de los registros civiles consulares.

Es importante repetir que esto no se aplica a las pensiones no contributivas. Para poder percibir una de este tipo debes estar residiendo en España obligatoriamente.

¿Puedo cobrar mi pensión de incapacidad en el extranjero?

Las pensiones de incapacidad son contributivas, y por tanto por regla general se pueden seguir percibiendo si el titular se traslada a otro país. Sin embargo, si se está cobrando una con 55 años o más, las cosas cambian. Porque si en esa situación habías solicitado una incapacidad total cualificada por no estar trabajando, y en consecuencia tu pensión ya no era del 55% de tu sino del 75%, ese 20% extra se pierde si se deja de vivir en España. No obstante, el INSS (o la mutua, según quien sea el pagador) han de seguir transfiriendo mes a mes la prestación del 55% a su beneficiario. La única que se prohíbe es la cualificada.

Por su parte, las pensiones de jubilación contributivas, además de la incapacidad total como hemos dicho, tampoco se cancelarán si el usuario se marcha a territorio no español.

Pensión de incapacidad permanente

Hay que tener muy presente que nos pueden llamar a una revisión, y esta sería -salvo excepciones- en España. Porque, conforme a la normativa, “en los supuestos de que el solicitante resida fuera del territorio nacional, la competencia para la calificación y revisiones corresponderá a la Dirección Provincial del INSS de la provincia en la que el causante acredite o alegue las últimas cotizaciones”.

Por este motivo también es necesario informar a la Seguridad Social acerca de dónde nos puede enviar notificaciones por correo en España, precisamente por si nos mandan un aviso de revisión, que llegaría a dicha dirección postal española. Puede ser el domicilio de tus padres o de algún otro familiar o amigo, por ejemplo. En esta línea, también es fundamental que realicemos un seguimiento médico de nuestra patología o lesión en el país de destino, de cara a tener informes actualizados periódicamente.

Cómo recibir el dinero de tu pensión en una cuenta extranjera

Para cobrar tu pensión fuera de España debes domiciliar tu pensión en una cuenta bancaria extranjera. Ten presente que si es fuera de la zona euro va a ser necesario hacer una conversión de euros a la moneda local. Este cambio entre divisas puede hacerte perder mucho dinero ya que las entidades bancarias tradicionales aplican costes ocultos en el tipo de cambio.

Cambio de domiciliación para la pensión de la Seguridad Social

Tienes tres maneras de cambiar el número de cuenta para cobrar la jubilación en el extranjero: de forma presencial, por teléfono o a través de Internet.

Para hacerlo de manera presencial debes desplazarte a cualquiera de las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social. Necesitas llevar tu DNI y rellenar un formulario.

Si prefieres el teléfono, debes llamar al 901 50 20 50. Te pondrán en contacto con un trabajador de tu área que recogerá tu nuevo número de cuenta. Unos días después, recibirás en tu domicilio un formulario que debes rellenar y firmar. Después deberás enviarlo a la oficina que te indiquen.

En caso de que quieras usar Internet para realizar el cambio de domiciliación de la pensión de la seguridad social de manera online, debes acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social y seguir los siguientes pasos:

Ingresa en el sistema usando un certificado electrónico de la Seguridad Social, tu número de DNI y la contraseña asociada o con la autenticación Cl@ve.

Pulsa sobre “Variación de Datos” para entrar en el menú “Modificación de Datos Bancarios y Domicilio”.

Indica tu nuevo número de cuenta en el apartado de datos bancarios para el abono de la pensión. Hay dos secciones. Una que se refiere al pago en España y otra al pago en el extranjero. En este caso sólo debes cubrir esta última.

Cómo cobrar la pensión fuera de España

Comunica a la Seguridad Social que te vas a vivir al extranjero. Puedes hacerlo a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social

Debes indicar una dirección en el país en que vas a residir y un número de cuenta bancaria

Presenta un certificado de vida durante el primer trimestre de cada año

Si la pensión es de invalidez, necesitas acudir a las revisiones periódicas que determine la Seguridad Social. Para esto necesitarás designar una dirección a efectos de notificaciones en España. Así, cuando se pongan en contacto contigo no se te pasará por alto el requerimiento.

¿Qué documentos se necesitan para que un jubilado español pueda vivir fuera de España?

Para cobrar la pensión Española en el extranjero, necesitas presentar periódicamente los siguientes documentos:

Certificado o fe de vida: Este documento prueba que estás vivo y que todavía tienes derecho a seguir percibiendo la pensión que te corresponde. Para ello tendrás que acudir a la embajada o al consulado de España para que te la expidan. Y después presentar el certificado al INSS dentro del primer trimestre natural de cada año, aunque podrás hacerlo telemáticamente (o por correo ordinario cumplimentando un formulario específico), sin que sea preciso que te desplaces.

Puedes conseguirlo acudiendo al Registro Civil Consular o a la Sección de Empleo y Seguridad Social del país en que estés residiendo.

Reconocimientos médicos: Si estás recibiendo una pensión española por incapacidad permanente, es conveniente que pases reconocimientos médicos periódicos en tu país de residencia. Servirán para probar ante la Seguridad Social que tu condición no ha mejorado si te llaman a revisión.

A tener en cuenta

Las pensiones contributivas son compatibles con los viajes o los cambios de domicilio internacionales. Sin embargo, las no contributivas tienen mucha más restricción en este sentido, al igual que los subsidios del SEPE, lo primordial es comunicar ese viaje o traslado a la entidad correspondiente, y en el caso de las prestaciones contributivas, solicitar una fe de vida en tu país de destino y enviarla a la Seguridad Social. Sin olvidar que el INSS debe tener a su disposición una dirección postal en España a la que nos pueda enviar las notificaciones que vayan surgiendo.

Información adicional

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba