Consultas

Nuevo registro familiar: tengo el libro de familia ¿tengo que hacer algún cambio?

Hace unos días informamos en nuestra web de la desaparición del formato físico del Libro de Familia.

El Libro de Familia fue aprobado en 1915, teniendo como fin reunir la información de toda la familia en un solo documento físico. Y en 2010, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero anunció crear una nueva norma para sustituir el concepto de familia y crear un registro único.

Hasta ahora ambas leyes convivían simultáneamente y, durante años, se ha discutido y aplazado la entrada en vigor de la nueva ley

Finalmente, el Libro de Familia de toda la vida se ha dejado de emitir desde el pasado día 30 de abril de 2021. Después de 11 años desde la publicación de la norma que anunciaba su desaparición.

¿En qué consiste este nuevo registro?

Se trata de un nuevo formato de registro permitirá recoger todos los datos relacionados con tu identidad y estado civil, con el fin de crear un registro individual informático para cada persona.

Este cambio se produce por la entrada en vigor de la Ley 20/2011 del Registro Civil. Según la cual se elimina el tradicional sistema de divisiones en secciones, como nacimientos, matrimonios, defunciones, tutelas y representaciones legales.

Características del nuevo registro civil único

  • Cada persona mediante la identificación electrónica pertinente, podrá acceder a su propia hoja y esta se irá actualizando de manera digital. Por tanto, este registro y su información, será público y accesible para el usuario.
  • Con este nuevo modelo de registro, se busca la intención de unir los distintos tipos de registros que hasta ahora han existido, y crear uno más centralizado en la que se engloban las cuatro secciones del Registro Civil: nacimientos, matrimonios, defunciones, tutelas.
  • La versión en papel del documento del registro civil se usaba en numerosos ámbitos, ya sea, para solicitar ayudas o para divorciarse y, en algunos casos, su carácter físico ha supuesto un obstáculo en estos trámites. Por ejemplo, debido a que se requería presentar el Libro de Familia a la hora de procesar un divorcio, existieron casos de separaciones conflictivas, en las que una de las partes se negaba a aportar el documento. Además, algunos libros se perdían y esto luego implicaba más burocracia para solicitar uno nuevo. Con lo cual, la digitalización del mismo será mucho más práctico.

Tengo el formato físico, ¿tengo que realizar algún cambio?

Es cierto que aun no tenemos todos los pormenores de esta transición y suponemos como viene siendo habitual, que conforme vaya pasando el tiempo, iremos conociendo su funcionamiento. Lo que si sabemos es que, por el momento, la ciudadanía no tendrá que hacer ningún trámite en especial.

Según la información que hemos obtenido, suponemos que el modelo electrónico se irá implantando poco a poco. Conforme vayan registrándose nuevos nacimientos, o modificaciones en la situación familiar de cada persona.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba