ConsultasServicio de empleo

Me han suspendido el subsidio para mayores de 52 años ¿qué puedo hacer para recuperarlo?

Las personas beneficiarias del subsidio para mayores de 52 años deben presentar la Declaración Anual de Rentas

Compatibilidad del subsidio para mayores de 52 años con el trabajo

Subsidio por desempleo para trabajadores mayores de 52 años ¿Quién puede solicitarlo en 2021?


Aquellas personas que, siendo mayores de 52 años, se encuentren en desempleo, y hayan agotado la prestación o subsidio por desempleo, podrán optar a una prestación concedida por parte del SEPE.

Esta prestación se puede cobrar hasta que la persona encuentre un nuevo empleo o hasta que alcance la edad de jubilación. Esto será, siempre y cuando, se cumplan con una serie de requisitos y condiciones que el SEPE establece.

Por lo tanto, aunque en un principio se cobre de manera indefinida, existen casos en los que el SEPE puede suspenderla, de forma temporal, o indefinida por diferentes razones.

En qué consiste el subsidio para mayores de 52 años

Se trata de subsidio que cubre a personas que, a lo largo de su vida laboral, ya han acumulado las cotizaciones necesarias para recibir una pensión contributiva de jubilación, pero que no lo pueden hacer porque aún no han llegado a la edad legal necesaria.

Con 15 años de cotización, todo trabajador puede acceder a la pensión contributiva mínima, que es del 50 % de la base reguladora e irá incrementándose con cada día de más que cotices.

La cuantía de este subsidio será, para 2021, de 451,92 euros al mes.

Motivos de suspensión del subsidio

Carencia de rentas

Si durante el cobro del subsidio se perciben otras rentas que superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el cómputo mensual, se superará el requisito de carencia de rentas. En este caso, también se dejaría de cobrar automáticamente esta ayuda.

Además de estos motivos económicos, relacionados directamente con los ingresos del beneficiario, el SEPE contempla otras circunstancias que pueden conllevar la suspensión temporal o definitiva de la prestación:

No renovar la demanda de empleo

No renovar la demanda de empleo (sellar el paro) puede suponer una sanción por parte del SEPE. Si es la primera vez, será la suspensión de un mes de subsidio; para la segunda vez, será la suspensión de tres meses; una tercera vez, el SEPE sancionará con la retirada de seis meses de prestación; si se olvida renovar la demanda por una cuarta vez, supondrá la suspensión definitiva del subsidio por desempleo.

Incumplir el compromiso de actividad

Cuando se solicita el subsidio para desempleados mayores de 52 años, el SEPE exige firmar un compromiso de actividad. Esto quiere decir que hay que acudir a las llamadas del Servicio Público de Empleo para realizar cursos de formación, entrevistas de trabajo o bolsas de empleo. No hacerlo puede conllevar una sanción por parte del INEM y la reincidencia puede suponer perder la ayuda.

Trabajar fuera de España

Marcharse al extranjero a trabajar sería otro de los motivos por los que el SEPE pueda paralizar el cobro de la prestación. No obstante, al regresar a España se podría volver a solicitar.

Baja por maternidad o paternidad

Si el beneficiario del subsidio tiene un permiso por maternidad o paternidad, la prestación queda paralizada el tiempo que dura la baja y cuando acabe se reanuda automáticamente la ayuda.

Qué podemos hacer si nos han suspendido el subsidio

Habrá que diferenciar el motivo por el que se ha suspendido el subsidio, ya que, el procedimiento no será igual para todas las causas que puedan ocasionar su suspensión.

Uno de los motivos por los que el derecho a esta prestación desaparece, es cumplir la edad legal de jubilación. Evidentemente, en este caso no se puede volver a cobrar esa ayuda, pero en el resto, sí. En líneas generales, una vez que desaparezca la causa que da lugar a la suspensión de la ayuda, el derecho a cobrarlo se restablecerá en un corto periodo de tiempo.

Es muy importante tener en cuenta que, dependiendo del motivo que cause la suspensión, en algunos casos dispondremos de un plazo de 15 días desde la extinción de la causa que motivaba la suspensión, para solicitar la reanudación del subsidio.

De no hacerlo, podríamos volver a solicitarlo, pero habría que iniciar el proceso y la solicitud desde el principio.

Información adicional

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba