Consultas

He trabajado en otro país de la UE y me voy a jubilar ¿Tengo derecho a una pensión en España?

Cuando nos desplazamos para trabajar en otro país perteneciente a la Unión Europea, puede surgirnos la duda de si las cotizaciones que estamos realizando en el nuevo país de acogida, computara para nuestra jubilación en España y/o viceversa.

Para resolver esta duda debemos tener en cuenta que, la Seguridad Social trata el tiempo cotizado en países extranjeros de forma diferente en función del país y del convenio que tenga establecido.

Reglamento comunitario

En el caso de los emigrantes a países de la Unión Europea, el Espacio Económico Europeo o Suiza, como criterio general se aplica el denominado «Reglamento comunitario de coordinación de los sistemas de Seguridad Social».  Se trata de una norma aplicable a los nacionales de cualquier estado miembro que estén o hayan estado sujetos a la legislación sobre Seguridad Social de uno o más estados miembros, así como a sus familiares y supervivientes.

Esto significa que los trabajadores por cuenta ajena, trabajadores por cuenta propia, funcionarios, estudiantes, jubilados y personas no activas, están protegidos por las normas de coordinación.

Las cuales se aplican a todos los ámbitos de la Seguridad Social: Enfermedad, maternidad, accidentes de trabajo, enfermedades profesionales, prestaciones de invalidez, subsidios de desempleo, prestaciones familiares, prestaciones de jubilación y de jubilación anticipada, y subsidios de defunción.

28 Estados de la Unión Europea

En esta materia, además de los 28 Estados de la Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia. También se incluyen Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

La normativa comunitaria reconoce el principio de exportación entre esos países de las prestaciones. Es decir, que el tiempo trabajado en el extranjero contabilizará para tu pensión.

Principio de la acumulación

Se admite así, el principio de la acumulación o totalización de períodos de cotización. Según el cual, los períodos de seguro, empleo o residencia cubiertos bajo la legislación de un estado miembro se tendrán en cuenta en todos los demás estados.

Por ejemplo, si para ser titular de una pensión contributiva en España, se exige una cotización mínima de 15 años, esta cotización se puede alcanzar sumando a la cotización realizada en España la de los otros países de este grupo.

Cómo funciona esta totalización de años cotizados

En algunos países de la UE para tener derecho a pensión hay que haber cotizado un mínimo de tiempo. En ese caso, para determinar si tienes derecho a pensión, la administración debe contabilizar todos los periodos que hayas trabajado en otros países de la UE como si hubieras trabajado solo en ese. Es lo que se llama “el principio de totalización de periodos”: todas las cotizaciones en distintos países europeos suman para tu jubilación.

Para informarte y solicitar la contabilización de todos tus años trabajados, deberás dirigirte a la administración de pensiones del país donde vives o del último donde hayas trabajado.

Si no has trabajado nunca en el país donde vives, éste remitirá la solicitud al último donde hayas trabajado. Ese país será el responsable de tramitar tu solicitud y de confeccionar el historial completo de sus cotizaciones a pensión en los países donde hayas trabajado.

Realizar el tramite anticipadamente

Conviene que comiences a gestionar los trámites para recibir pensión unos meses antes de llegar a tu edad de jubilación, ya que en el caso de cotizaciones en varios países la gestión puede alargarse.

En cuanto a la edad de jubilación, queremos destacar que en algunos países de la UE tendrás que esperar más que en otros para empezar a percibir tu pensión.

Solo podrás solicitar pensión en el país donde vives ahora (o en el último donde hayas trabajado) cuando hayas cumplido la edad legal de jubilación allí. Si has acumulado derechos de pensión en otros países, solo recibirás esa parte de tu pensión cuando hayas cumplido la edad legal de jubilación en esos países.

Cómo se calcula la pensión

En el supuesto que un pensionista haya cotizado en España y en algún otro Estado de la Unión Europea, se hace un doble cálculo (pensión teórica y pensión a prorrata). Luego se elige el más beneficioso para el pensionista.

  • Pensión teórica: Si el solicitante de la pensión de jubilación cumple con las condiciones demandadas por la legislación española, se calculará el beneficio de acuerdo con esta norma. Teniendo en cuenta todas las cotizaciones, como si hubiese realizado todas las contribuciones al sistema español. Para el cálculo hay que tener en cuenta las bases de cotización reales en España.
  • Pensión a prorrata: Además de este cálculo descrito (pensión teórica), en paralelo debe hacerse otro (pensión a prorrata). Cada país hace el cálculo de la pensión de acuerdo con sus normas en proporción al tiempo cotizado en su sistema de Seguridad Social.

Cálculos con mayor exactitud

Así, el cálculo se hace solo de acuerdo con los períodos cumplidos en España antes del hecho causante en comparación con el total de períodos cumplidos en todos los Estados. Si la pensión es más favorable para el pensionista que la cuantificación de la pensión general, debe reconocerse este segundo importe.

Si la pensión se liquida porque se suman los periodos cotizados en los distintos estados, cada país paga de manera proporcional al tiempo que el trabajador haya cotizado en él.

Información adicional

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba