La policía alerta: nueva estafa por Bizum en la compra-venta online de vehículos
Ciberseguridad

La policía alerta: nueva estafa por Bizum en la compra-venta online de vehículos

Las operaciones entre particulares son el principal objetivo de los timadores


Las compras por internet son cada vez más frecuentes y variadas. La reducción de costes, por un lado, y la comodidad de recibir la compra en casa sin necesidad de tener que desplazarse hasta una tienda física, por el otro, son algunas de las claves que ayudan a comprender un fenómeno en alza.

Por si fuera poco, la pandemia ha provocado un aumento de usuarios del comercio online. En 2020, 3 de cada 4 hogares en España realizaron compras por Internet, un incremento del 26,6% respecto a 2017, según la empresa de medición de datos Kantar.

Uno de los sectores que en los últimos años se ha mostrado más activo en la utilización de internet como canal de venta de sus productos es el del motor. Concretamente, el mercado de segunda mano, tanto coches como motos, en transacciones entre particulares.

Existen diversas plataformas diseñadas expresamente para publicitar el vehículo que se va a vender y otras más genéricas, como Wallapop, Vibbo o Milanuncios, en donde se pueden adquirir todo tipo de artículos.

La compra a distancia, y más cuando se trata de un coche o de una moto, conlleva ciertos riesgos. Uno es la imposibilidad de inspeccionar el vehículo de cerca y probarlo para comprobar el estado del motor. El otro es el pago.

Hay estafadores que se aprovechan de la buena fe del vendedor para timarle, por lo que los cuerpos policiales advierten que hay que tener mucho cuidado al cerrar el trato con el vendedor y más si es alguien al que no se conoce de nada.

La policía alerta de estafas a través de Bizum

La policía local de Medina-Sidonia (Cádiz) ha compartido en las redes sociales el vídeo del intento de engaño del que fue víctima un vecino de esta localidad, cuando iba a vender una moto de segunda mano.

En las imágenes se recoge el momento en el que Miguel Ángel, el vendedor, está a punto de cerrar el trato con Alberto, el comprador, tras haber pactado un pago de 500 euros en concepto de reserva.

El ciberdelincuente le va a abonar esta cantidad por medio de Bizum, pero antes efectúa una llamada telefónica a Miguel Ángel. Le dice que para recibir los 500 euros debe aceptar el mensaje que le acaba de mandar a través de la aplicación.

En el mensaje se lee: “Alberto pide que le pagues 500 euros en concepto de pagar 0,02 euros”, algo que escapa de toda lógica. En realidad, le está solicitando que pague 500 euros y trata de liarle con mensajes como este.

Ante las dudas de Miguel Ángel, el ciberdelincuente insta a su víctima a que borre el mensaje y que vuelva a entrar en la aplicación. “Ahí le va a aparecer pagar 2 céntimos y recibir 500”, le dice mientras urge al vendedor a que acepte la operación.

El propietario de la moto no pica y le sugiere que es mejor que le haga una trasferencia bancaria. Ante lo cual el presunto delincuente contesta que la tarjeta es de empresa para disuadir a Miguel Ángel. Finalmente, al comprobar que el vendedor no va a caer en la trampa cuelga el teléfono.

La necesidad de estar muy alerta a la hora de hacer operaciones con Bizum

Este tipo de estafa es cada vez más habitual y las operaciones de compra-venta de vehículos de segunda mano suelen ser un escenario donde los estafadores se mueven con frecuencia por las altas cantidades de dinero que se transfieren. Las webs genéricas, como Wallapop, son las preferidas por los ciberdelincuentes.

Una llamada telefónica en el preciso momento de anunciar que se va a llevar a cabo el pago solo sirve para aturdir al vendedor. Si este no se da cuenta de que está siendo víctima de una estafa acabará validando una operación en la que en lugar de percibir el dinero lo que está haciendo es transferir esa cantidad al timador.

La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) recomienda leer con atención la información que nos llega antes de confirmar un pago a través del teléfono móvil. “La víctima recibirá un mensaje de texto en el que, si se lee con detenimiento, se puede comprobar que realmente es un pago”. Advierte el organismo para evitar caer en la trampa que tiende el comprador.

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba