Ciberseguridad

Cuidado con los resultados de búsqueda de Google marcados como “anuncio” a la hora de hacer trámites administrativos online

La nueva interfaz de Google hace que todos los resultados parezcan anuncios


Al hacer una búsqueda en Google los resultados aparecen con un nuevo diseño en el que es más difícil que nunca diferenciar lo que son enlaces promocionados y anuncios de aquellos que no lo son.

La decisión ha generado cierta polémica en internet, donde expertos en diseño y usabilidad han criticado esta nueva interfaz que hace que todos los resultados parezcan anuncios. Eso, afirman algunos, era precisamente el objetivo de Google: confundir y sacar rendimiento de los patrones oscuros o ‘dark patterns’. Esta técnica no es más que una forma de aprovecharse del diseño web para incitar a hacer clic allí donde quizás no teníamos que hacerlo.

Pagar por tramites que son gratuitos

A menudo al iniciar una búsqueda en Google si nos damos cuenta aparecen enlaces precedidos por la palabra “anuncio”. Bien por inercia o de forma inconscientemente solemos dar clic en él porque es el primer enlace que nos aparece en la búsqueda. Pero es importante conocer que el hecho de que aparezca al principio de la lista no significa que sea el mejor resultado.

Esto sucede porque la empresa propietaria del sitio web ha pagado para promocionar su página y que aparezca al comienzo del buscador. Esto quiere decir que hay que tener especial cuidado ya que ponernos entrar en una de estas páginas y comenzar cualquier trámite online y acabemos pagando para obtener un documento que, en realidad, podríamos obtener de forma gratuita. Como en el caso de la tarjeta sanitaria europea.

Publicidad siempre relacionada con la búsqueda

Google Ads es la plataforma de anuncios de Google, a través de esta plataforma es posible crear anuncios de Búsqueda, de Display, en Youtube, Gmail y también Play Store. Hay que destacar que la compañía exige que los anunciantes cumplan con las leyes y normativas aplicables, además de sus políticas propias. Para que se muestre un anuncio tras una búsqueda no sólo basta con pagar, se tiene en cuenta otros factores como ejemplo, que la publicidad esté realmente relacionada con lo que se oferta en la página, debe tener coherencia .

En muchos casos lo que estas páginas ofrecen y por lo que cobran es por un servicio de intermediación. Lo que suele ocurrir con frecuencia en estos casos es que desconocemos la política de anuncios del buscador de Google y el significado de la palabra “anuncio” al comienzo de los enlaces, podemos llegar a pensar que las páginas que aparecen primero van a ser una buena alternativa simplemente porque el buscador las coloca en ese lugar preferente.

Revisar la pagina a la que nos redirige y leer los términos, puede evitarnos disgustos y como hemos mencionado anteriormente, acabemos pagando por tramites gratuitos o dando nuestros datos a terceros no deseados.

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba