Ciberseguridad

Cuidado con las webs que suplantan a la administración y empresas, en los primeros resultados de búsqueda de Google

Estas páginas web pagan a Google por aparecer en los primeros resultados de búsqueda y engañar a los usuarios para que llamen a números de tarificación especial


Hacerse pasar por una institución pública, un banco o la empresa que debe entregar un paquete es un timo muy rentable.

Los cibercriminales pueden sacar cientos de miles de euros si tan solo un puñado de víctimas pica, lo que ha multiplicado las campañas de suplantación a la Agencia Tributaria, a Correos o a entidades bancarias a través de correo electrónico y SMS.

La última vuelta de tuerca del timo se ha dado en Google: webs que se cuelan en los primeros puestos de sus resultados de búsqueda simulando ser los portales oficiales de esas empresas e instituciones y engañan al usuario para que llame a números de tarificación especial 118 donde no le darán ningún servicio. El buscador reconoce que esas webs violan sus sistemas, pero como ocurre con las estafas por SMS y email, está teniendo problemas para controlarlas.

¿Cómo es esta nueva variante?

El manual de la nueva variante del timo tiene varios puntos. El primero es conseguir aparecer en las posiciones más altas en Google cuando se busca el teléfono o información de esos organismos.

¿Cómo es su método?

El método para hacerlo es pagar a la multinacional para que se salte su algoritmo y coloque sus webs en lo más alto de sus listas de resultados como contenidos patrocinados, como muestran las siguientes imágenes. En determinadas búsquedas, hasta los cuatro primeros resultados que muestra Google los ocupan este tipo de páginas:

Resultados patrocinados que suplantan a la Seguridad Social y la Agencia Tributaria en Google

Resultados patrocinados que suplantan a entidades bancarias en Google

Resultados patrocinados que suplantan a empresas de paquetería en Google

El plan no es que el usuario pinche en el enlace

La estafa se basa en que este llame directamente al número que aparece en el resultado de búsqueda. Es el segundo punto del manual: ese teléfono siempre será uno con prefijo territorial que no implica un coste extra, lo que ayuda a que el usuario confíe en que lo que Google le ha mostrado es efectivamente el portal oficial de la institución.

Los operadores que reciben esas llamadas a números sin coste escucharán la consulta del usuario sobre la entrega de un paquete, la solicitud de una cita con Hacienda o con la Seguridad Social o los problemas de una cuenta bancaria. El servicio que recibirá el usuario no irá más allá de suministrarle la información que pueda encontrar o gestionar de manera gratuita en las páginas oficiales de las empresas e instituciones con las que quería contactar en un principio, ya que el operador no tiene ninguna relación con ellas ni acceso a sus sistemas. Pero será a precio de oro.

Si quieres recibir mas avisos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

El coste de una llamada a un 118 puede superar 11 euros por minuto

El coste de una llamada a un 118 puede superar 11 euros por minuto, según un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El precio medio supera los cinco euros el minuto, a lo que hay que añadir el establecimiento de llamada.

La orden de las personas que responden al número de teléfono con prefijo territorial es interactuar con los usuarios tan solo para derivarles al 118 e indicarles que en ese número resolverán todas sus dudas. Si se les pregunta cualquier otra información, como para qué empresa trabajan realmente, se limitan a cortar la comunicación.

Se ha puesto en conocimiento de Google esta actividad

Fuentes de la multinacional reconocieron en un primer momento que las webs referidas violan sus políticas de resultados patrocinados y comunicaron su eliminación. Sin embargo, otros resultados patrocinados fraudulentos ocuparon su lugar. El buscador volvió a comunicar que los había eliminado tras las preguntas de este medio. Al cierre de esta información, Google no ha enviado ninguna explicación sobre su sistema de resultados patrocinados que explique lo que está ocurriendo o por qué es vulnerable ante estas suplantaciones.

Sin embargo, en el caso de aquellas que suplantan a la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, las páginas fraudulentas llegan a hacerse pasar por los portales oficiales de estas instituciones para conseguir que los usuarios llamen a los números 118.

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba