Ciberseguridad

Así puedes saber si la web donde vas a realizar un pago es segura y no un fraude

Debemos conocer en todo momento si una página es fiable o no para evitar estos riesgos.


A la hora de navegar por Internet podemos encontrar diversos sitios web que son un fraude, cuyo fin es obtener información y poner en riesgo nuestros dispositivos. Un ejemplo son los que han sido creados específicamente para llevar a cabo ataques Phishing con la misión de robar contraseñas.

Por ello debemos conocer en todo momento si una página es fiable o no para evitar estos riesgos.

Señales a tener en cuenta

Hay diferentes señales que pueden indicarnos que una página puede ser ilegítima. Podemos fijarnos, en el tipo de protocolo que utiliza.

Un sitio web HTTP puede ser inseguro, ya que no cifra la información. También hay que fijarse en el nombre, para comprobar que no hay nada extraño que indique que se trata de un sitio modificado. El pie de página suele contener información de la empresa, así como los textos legales, que en caso de no aparecer o estar mal redactados puede ser un indicativo de página fraudulenta y debemos pensarnos dos veces antes de realizar una compra.

Los detalles son la clave

Cuando valoramos comprar un producto debemos tener en cuenta que no solo lo presenten por medio de imagen sino que lo acompañe una breve descripción donde se aporte más información sobre el mismo.

A la hora de efectuar el pago hay que prestar atención a la presentación y opciones de formas de pago, normalmente las tiendas legítimas suelen ofrecer la opción de realizarlo a través de tarjetas y métodos de pago seguros como PayPal, etc.

Otra alternativa para conseguir mayor información es acceder a foros y comentarios sobre la página, no es determinante pero si es aconsejable ya que podemos evitar estafas al encontrar comentarios negativos o quejas.

Existen detalles visuales que pueden ayudarnos y aportar información para saber si una página puede ser peligrosa, como el contenido e imágenes (si son de buena calidad, recortes o si cambian de posición al navegar en la propia página). Pero claro, esto a veces puede pasar desapercibido o incluso ser páginas que han sido creadas prácticamente iguales que la oficial.

Aunque no hay nada que pueda indicarnos que un sitio web es 100% fiable, sí que va a ayudar, al menos, detectar aquellos errores conocidos que puedan ser un problema. Igualmente siempre hay que navegar con precaución por la red y evitar mostrar más datos de los que realmente son necesarios.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba