Seguro de hogar: qué es, principales coberturas y como evitar pagar de mas
Ahorro

Seguro de hogar: qué es, principales coberturas y como evitar pagar de mas

El hecho de ser propietario de una vivienda no te obliga a contratar un seguro para el hogar.

Trucos para ahorrar en el seguro de tu coche

Seguro de decesos: principales coberturas y como evitar pagar de mas

¿Cómo dar de baja un seguro? Todas las claves


Si eres propietario de una vivienda, es aconsejable que cuentes con un buen seguro de hogar para hacer frente a los imprevistos, salvaguardando así, tu casa y los bienes que se encuentren en ella.

En este artículo vamos a ver qué es un seguro de hogar, cuáles son las principales coberturas que debes tener en cuenta al contratar este tipo de seguros y las preguntas más frecuentes que muchas personas se hacen en torno al seguro de hogar.

¿Qué es un seguro de hogar?

El seguro de hogar es un contrato por el que cubres los daños causados a tu vivienda y a los bienes que se encuentran en ella, ante una variedad de riesgos.

Este seguro puede cubrir tanto nuestros desperfectos, como los que ocasionamos a un tercero y se compone de tres conceptos importantes:

  • Continente: Se entiende por continente la estructura del edificio en sí y los elementos de construcción. Es decir, son todas aquellas partes de una edificación que no se pueden extraer sin que éste sea dañado. Forman parte del continente los cimientos, los muros, las columnas, las paredes, las cubiertas, los techos y las instalaciones fijas (agua, calefacción, climatización, electricidad, telefonía, antena, etc.). También se consideran continente los elementos de decoración fijos como la pintura, la escayola, los rodapiés, el parqué, la moqueta, etc.
  • Contenido: Se puede considerar contenido a todos aquellos elementos que se encuentren dentro de una vivienda pero que no formen parte de su estructura. Estos bienes, que deben pertenecer al asegurado o a las terceras personas que vivan habitualmente en el edificio, pueden ser muebles, electrodomésticos, objetos tecnológicos, ropa, objetos de valor (como joyas), objetos de valor especial (como obras de arte), etc. Aunque normalmente todo esto está incluido como contenido por las aseguradoras, hay elementos que hay que declarar expresamente, como las joyas o las obras de arte.
  • Responsabilidad civil de terceros: cubre daños materiales y/o personales que ocasiones a un tercero, por tus propios actos o por personas que estén bajo tu responsabilidad, por ejemplo un hijo, o por los daños que ocasione tu vivienda.

Principales coberturas a tener en cuenta en un seguro de hogar

Una de las primeras cosas en las que hay que fijarse cuando se contrata un seguro de hogar es en sus coberturas, o dicho de otra manera, en aquellas situaciones ante las cuales te va a proteger la póliza.

Dicho esto, las principales coberturas que tenemos que tener en cuenta al contratar un seguro de hogar son las que se relacionan a continuación:

  • Incendio, explosión y caída de rayos.
  • Fenómenos atmosféricos. Daños materiales causados por lluvia, granizo, viento, inundación, etc.
  • Daños por agua. Daños causados por escapes, roturas, atascos y filtraciones procedentes de viviendas contiguas o superiores y omisión del cierre de grifos.
  • Actos vandálicos.
  • Robo y hurto
  • Incendio.
  • Daños eléctricos (subidas o bajadas de tensión y cortocircuitos).
  • Rotura de cristales, lunas, espejos y vitrocerámica.
  • Responsabilidad Civil.
  • Asistencia en el hogar, avería de electrodomésticos, piezas y mano de obra.
  • Asistencia legal y jurídica.
  • Cobertura de joyas y objetos de valor.
  • Cubrir la pérdida de la comida que estuviera refrigerada en el caso de que la nevera se estropee o haya un fallo eléctrico que provoca que los alimentos se echen a perder.
  • Asistencia en viaje, a través de la cual se cubren los gastos que haya que asumir por enfermedad o accidente en el extranjero.

Preguntas frecuentes en torno al seguro de hogar

Contar con un seguro de hogar nos da la tranquilidad de saber que estamos protegiendo nuestra casa, una de las posesiones más valiosas para una persona. Pero a la hora de contratarlo es habitual que no tengamos claro algunos conceptos o que nos surjan algunas dudas.

Pues bien, para ello, voy a intentar disipar todas tus dudas a través de las preguntas más frecuentes que las personas se hacen cuando tienen que contratar este seguro.

¿Es obligatorio contratar un seguro de hogar?

El hecho de ser propietario de una vivienda no te obliga a contratar un seguro para el hogar. Ahora bien, es lo más conveniente, pues, en caso de un siniestro, podrías perderlo todo.

Si tienes la vivienda hipotecada la situación será diferente. En este supuesto sí tendrás la obligación, por ley, de suscribir un seguro de daños, ya que el banco quiere proteger un bien sobre el que tiene intereses.

Si la vivienda está hipotecada, ¿tengo que contratar el seguro de hogar con el banco?

Cuando firmamos una hipoteca con una entidad bancaria, creamos un vínculo con ella, pero nunca será obligatorio contratar el seguro con el mismo banco con el que hemos firmado la hipoteca. Puedes elegir con libertad la compañía de seguros con la que quieres contratar la póliza.

¿Cómo debo actuar en caso de siniestro?

Si ocurre un siniestro en tu vivienda (como un incendio o un derrumbamiento), intenta tomar fotografías o vídeos para demostrar cómo ha quedado todo.

Esos instantes posteriores al siniestro (en función de la gravedad o complejidad de este) suelen ser de gran tensión y nerviosismo; pero es importante mantener la calma y hacer una revisión de todo lo que ha sido dañado.

Después de realizar el listado de desperfectos, llama a la compañía de seguros. Mi consejo es que llames a tu asesor de seguros, será quien mejor te ayude en todo momento. La compañía mandará un perito para valorar los daños y en los días posteriores recibirás la oferta de la aseguradora.

¿Debo contratar un seguro de hogar para mi vivienda si la Comunidad de Propietarios ya dispone de uno?

Es muy recomendable. El seguro de la comunidad de propietarios sólo cubre los elementos comunes del edificio: las escaleras, el ascensor, el portal. Si ocurre algo que menoscabe tu vivienda, así como si causas daños a un tercero, deberá cubrirlo tu seguro particular.

En ningún caso, la póliza de la comunidad se hará cargo de estos gastos.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba