Ahorro

Riesgos de no tener un seguro en tu comunidad de propietarios

Si resides en una comunidad de vecinos sin seguro, estate tranquilo porque no hay nada ilegal en ello, aunque es necesario que conozcas los riesgos de no tenerlo contratado.

Seguro de hogar: qué es, principales coberturas y como evitar pagar de mas

Seguro de decesos: principales coberturas y como evitar pagar de mas

¿Cómo dar de baja un seguro? Todas las claves


Uno de los casos que más se dan hoy en día es el de comunidades que no tienen un seguro contratado. Muchas veces es por dejadez y otras tantas por evitar el coste del mismo.

En este artículo vamos a ver los principales riesgos que pueden surgir en una Comunidad de Propietarios por no tener contratado el correspondiente seguro de comunidades.

Una breve introducción al seguro de comunidades

Si bien no es obligatorio tener un seguro en nuestra comunidad de propietarios, sí es bastante recomendable. Si resides en una comunidad de vecinos sin seguro, estate tranquilo porque no hay nada ilegal en ello, aunque es necesario que conozcas los riesgos de no tenerlo contratado.

Esto es así generalmente en toda España, aunque existen excepciones. Madrid y la Comunidad Valenciana sí que exigen la suscripción de un seguro de Responsabilidad Civil que cubra incidencias relacionadas con incendios y con todo aquel elemento o persona ajena a la finca (daños a terceros).

El principal objetivo de contratar un seguro en una comunidad de propietarios es proteger a cada uno de estos de las consecuencias económicas y civiles que resultarían de un posible incidente en las instalaciones de la finca. Hablamos por ejemplo de todo tipo de accidentes, negligencias individuales que causen daños materiales o personales, desastres naturales, etc.

Riesgos de una comunidad de propietarios sin seguros

Los principales riesgos son los siguientes:

Accidentes en zonas y áreas comunes del edificio o edificios

En este caso, la responsabilidad civil de las indemnizaciones correspondientes recaería en todos los propietarios/as ya que todo lo relacionado con las instalaciones comunes se suelen tratar en Juntas periódicamente.

Si la comunidad tuviera seguro, éste se haría cargo del pago de la indemnización.

Reparaciones, sustituciones, obras y/o indemnizaciones derivadas del uso de las instalaciones y de posibles accidentes

Esto supondría un grave perjuicio para los propietarios y sus familias, ya que a cada uno de ellos le tocará contribuir con su parte proporcional de acuerdo a su propiedad o propiedades.

Sanciones económicas y administrativas

En este caso, hablamos del abono de importantes sanciones económicas y administrativas a aquellas fincas sin seguro ubicadas en las anteriormente mencionadas comunidades autónomas donde sí es obligatorio el seguro de Responsabilidad Civil (Madrid y Comunidad Valenciana).

¿Cómo debe ser una póliza de un seguro de comunidades?

Una vez ya conoces los principales riesgos que pueden recaer en una Comunidad de Propietarios en el caso de no tener el correspondiente seguro, es importante conocer cómo debe ser o qué debe contener la póliza de un seguro de comunidades.

En este sentido, la póliza se ajustará a las condiciones que tenga el edificio o edificios que conformen la comunidad de vecinos.

Generalmente, las pólizas de seguro que ofrecen las compañías del mercado albergan diversas coberturas, y es la propia comunidad quien debe determinar cuáles nos interesan y cuáles son innecesarias. De este análisis saldrá una póliza con un precio ajustado realmente a nuestras necesidades como finca.

Aunque debes de tener en cuenta que hay situaciones que nunca estarán cubiertas por este tipo de seguros, las cuales son las siguientes:

  • Fenómenos naturales
  • Conflictos bélicos
  • Caída de asteroides
  • Negligencia demostrada del asegurado
  • Radicación

¿Qué datos debe aportar la comunidad de propietarios si decide finalmente contratar un seguro?

Si la comunidad de vecinos sin seguro decide suscribir una póliza, los datos informativos que debe proporcionar a la compañía son:

  1. Año de construcción del edificio
  2. Superficie total en m2 construida
  3. Número exacto de viviendas, locales, garajes y plantas de altura que componen la edificación
  4. Valoración monetaria de todos los elementos comunes incorporados (mobiliario, decoración, etc.).

En resumen

Como ya sabes no es obligatorio tener contratado un seguro de comunidades, pero sí recomendable por los gravísimos perjuicios económicos y las consecuencias civiles que se derivarían de posibles accidentes, efectos de obras en las instalaciones o el paso de fenómenos meteorológicos.

Hay seguros de comunidades muy completos y a buen precio. Mi consejo es que acudas a un asesor o corredor de seguros, quien te hará una comparativa para elegir el mejor seguro para tu comunidad.

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba