Ahorro
Tendencia

Hacienda avisa por qué no se debe guardar el dinero en casa

Guardar dinero en efectivo en casa es una opción legal en España, aunque puede implicar problemas fiscales para quienes decidan hacerlo

Donación gratuita de un inmueble a un hijo ¿conlleva algún gasto?

Los movimientos bancarios de tu cuenta, que tu banco le cuenta a Hacienda

Comisiones de los bancos: ¿cómo evitarlas?


Guardar dinero en efectivo en casa es una opción legal en España, si bien puede implicar problemas fiscales para quienes decidan hacerlo.

La controversia reside en la obligatoriedad de declarar este dinero, incluso en caso de que se guarde en casa, así como de justificar su procedencia. En caso de no hacerlo, Hacienda puede detectar ingresos injustificados, principalmente por ingresos o transferencias en las cuentas bancarias, lo que puede llegar a suponer sanciones.

Qué puede hacer pasar si Hacienda sabe que tengo ingresos sin justificar

El Banco de España notifica a Hacienda cualquier movimiento superior a los 2.500 euros, ya que se puede considerar como un ingreso no justificado. Por tanto, el fisco puede iniciar un requerimiento para averiguar de dónde procede la cantidad ingresada en la cuenta. De no poder justificar el ingreso se obligaría a tributar hasta el 50% de la cantidad investigada.

Si la Agencia Tributaria detecta ahorros no justificados, hará a sus poseedores pagar mediante impuestos como ganancia patrimonial no justificada. No obstante, el hecho de tener ahorros no justificados no implica la apertura de una investigación o la imposición de una multa.

Ausencia de justificación del ingreso

Para que tenga lugar una investigación o una sanción, Hacienda debe detectar una ausencia de justificación del ingreso. Por tanto, si el efectivo que se tiene en casa está declarado en la Renta no sucedería este problema, mientras que, si no lo está y se realizan ingresos altos, Hacienda puede multar al contribuyente.

La Dirección General de Tributos señala, por su parte, que «no se tiene por qué creer que el dinero que un cliente saca de su banco en un momento determinado es el mismo que se mete en la entidad después de un periodo de tiempo medio o largo. Podría ser un premio, una herencia o una ganancia que Hacienda desconoce y, sobre todo, por la que no se han pagado impuestos. Por este motivo, cualquier persona que ingresa dinero en una cuenta bancaria debe poder acreditar cómo lo ha obtenido«.

La manera que exige Hacienda para justificar el ingreso o la retirada del efectivo en caso de superar estas cantidades, 3.000 euros si es retirada y 2.500 si es ingreso, es indicar al cajero de la oficina de dónde procede el dinero, ya que el movimiento será reportado al Banco de España y, posteriormente, a Hacienda. A ello hay que sumarle el reciente endurecimiento de la normativa para pagar en efectivo, pasando de 2.500 a 1.000 euros como máximo para abonar en monedas o billetes de curso legal.

Si es dinero efectivo que se tenía en casa y está declarado en la Renta no habría problema, las complicaciones surgen si ese efectivo no ha sido declarado previamente.

Las problemáticas por tener guardado dinero en casa

Sin embargo, existe otro problema vinculado a guardar dinero en casa: en España, la inflación no ha parado de crecer desde 2007, por lo que el dinero no invertido y que permanezca parado pierde su valor de forma progresiva cada año.

Además, se espera una tendencia al alza, por lo que, dentro de 30 años, más del 40% del valor del dinero guardado se habrá perdido.

Información adicional

Redacción

Pedirayudas.com: Tu portal de referencia en asesoramiento de ayudas, prestaciones y recursos gestionado por profesionales del ámbito social.
Botón volver arriba