Agencia tributaria

Así puedes saber si tienes que pagar o te van a devolver en la Declaración de la Renta 2021-2022

El aspecto más importante de la declaración de la renta es el resultado, y que la mayoría de contribuyentes quieren conocerlo nada más tener acceso al borrador de Hacienda.


Normalmente las personas contribuyentes quieren que su declaración salga con resultado a devolver, es decir, que la Agencia Tributaria les tenga que ingresar un dinero en su cuenta para hacer un mejor ajuste del IRPF que han pagado durante el año.

También hay otras que se conforman con que el resultado de la declaración no salga a pagar, ya que en este caso tendrían que efectuar un abono a Hacienda debido a que los cálculos y retenciones de IRPF que hicieron durante el ejercicio fiscal no fueron correctos y pagaron menos de lo que tocaba.

Conocer el resultado la prioridad

El aspecto más importante de la declaración de la renta es el resultado, y que la mayoría de contribuyentes quieren conocerlo nada más tener acceso al borrador de Hacienda.

Una vez rellenado el borrador el resultado que aparezca en la casilla 670 es lo que dictamina que el trámite salga a pagar o a devolver.

Si dicha cantidad está precedida de un signo negativo (-) significa que Hacienda tiene que devolverte ese dinero. Pero si no aparece este signo tendrás que pagar tú a Hacienda la cifra que aparezca. En este caso es importante conocer que cabe la posibilidad de fraccionar el pago en dos partes.

El 60% de la cuota a ingresar debe pagarse en el momento de presentar la declaración. Se puede pagar mediante adeudo en cuenta, tarjeta, en efectivo y otras formas especiales de pago, o bien domiciliar para que la carguen en cuenta el 30 de junio. El 40% restante hay que ingresarlo como muy tarde a principios del mes de noviembre.

¿Cómo proceder si es favorable?

En caso que la declaración haya salido a devolver las personas contribuyentes deben facilitar a la Agencia Tributaria una cuenta para que proceda a la devolución. Para ello se debe solicitar el pago de la devolución, si no lo hacemos en el periodo y plazo establecido la Agencia Estatal de Administración Tributaria entenderá que se renuncia al ingreso y no realizará el pago.

Errores en la Declaración de la Renta que pueden conllevar multa

Es de vital importancia revisar los datos una vez rellenada la declaración y comprobar que son correctos, de lo contrario, un error podría suponer un motivo de multa.

Errores más frecuentes:
  • NIF erróneo: Introducir claramente los dígitos del NIF o cualquier otro código que sea requerido por Hacienda es esencial para no sufrir una multa. El incumplimiento de la identificación fiscal puede conllevar una multa de 150€ a 30.000€.
  • Identificación falsa u omisión de datos: Cualquier tipo de omisión de datos que se realice independientemente del motivo puede ser motivo de sanción.
  • Presentar la declaración fuera de plazo: Mantenerse al corriente de los plazos y fechas establecidas.

Para evitar errores existe la posibilidad de acudir a una persona profesional que nos asesore sobre la información que debemos indicar en caso de duda. Asegurando así que el procedimiento lo llevamos a cabo de forma correcta.

Información adicional

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba