Actualidad

Ya está aquí la jornada laboral de 4 días

Industria dará hasta 150.000 euros a empresas que reduzcan a 4 días su semana laboral.


La semana laboral de cuatro días o 32 horas llega finalmente a mayor escala a España a través de un proyecto piloto de ayudas a empresas.

El Gobierno ha dado a conocer las principales novedades del plan piloto para la semana laboral de 4 días. Las empresas podrán beneficiarse de subvenciones de hasta 150.000 euros para aplicar la medida, lo que evitará la reducción del salario en un momento crítico para el bolsillo de los españoles, con la inflación desbocada (aunque España es el país con más baja inflación de los estados de la unión) y nuevas subidas de tipos a la vuelta de la esquina.

Objetivo principal del proyecto piloto

El objetivo principal de esta propuesta es dar a los empleados y empresas una mayor libertad para organizar su tiempo de trabajo, comprobando si con esta reducción de tiempo de trabajo y manteniendo mismas condiciones de salario, las empresas pueden hacer frente sin tener pérdidas de márgenes y productividad.

Estamos ante un proyecto piloto elaborado por el Gobierno y, concretamente, por el Ministerio de Industria. La ministra Reyes Maroto firmó la orden de apertura de este plan el viernes 9 de diciembre. Al experimento podrán concurrir aquellas empresas (las pequeñas y medianas empresas pymes) del sector industrial que quieran apostar por la semana laboral de 4 días. Se calcula que las empresas participantes puedan llegar a 70, que tendrán que repartirse un monto de 10 millones de euros, que es el presupuesto previsto por el Ministerio.

Como máximo podrán acogerse a subvenciones de 150.000 euros, que servirán para sufragar los gastos de la implantación de esta medida. Las empresas tendrán que reducir, como mínimo, un 10 % de la jornada de sus empleados y no recortar los sueldos en ningún caso. Así, los trabajadores podrán trabajar un máximo de 32 horas semanales cobrando lo mismo y las empresas tendrán que aplicar la iniciativa un mínimo de dos años. Estas son las condiciones que impone el plan y que permitirán a las organizaciones acogerse a las ayudas.

Si quieres recibir mas noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Pero estas no serán las únicas ayudas que tendrá este plan piloto

Dentro de las bases de la convocatoria se incluirán otras ayudas para la formación de trabajadores, para mejorar la productividad y para realizar auditorías que permitan evaluar el buen o mal funcionamiento de las medidas del plan de la semana laboral de 4 días.

 ¿De qué se trata exactamente el plan?

La jornada laboral de cuatro días es una propuesta basada en ofrecer a los empleados trabajar durante un día menos en la semana. Puede ser llamativo para muchos, pero a su vez cuestionable para otros, sobre todo para aquellos que dirigen el negocio.

No obstante, son los resultados de los estudios los que respaldan esta iniciativa, debido a que a partir de un número de horas la productividad de las personas se reduce drásticamente, siendo un porcentaje menor de tiempo el que dará fruto a un trabajo óptimo causado por una buena productividad.

Concluyendo con que las empresas pueden alcanzar sus mismos objetivos, incluso obtener un mayor rendimiento de sus empleados, en el mismo plazo estimado. Esto beneficiará a los trabajadores ofreciéndoles mayor flexibilidad y, por lo tanto, conciliación.

Qué ventajas tiene la semana laboral de cuatro días

Aumento de productividad en los empleados

Está demostrado que trabajar menos conlleva una mayor productividad. Debido a que el estrés hace que las personas sean menos eficientes y que tras muchas horas seguidas de trabajo la productividad cae.

Lugar de trabajo igualitario

Una semana laboral de cuatro días promueve un lugar de trabajo equitativo, en el cual los trabajadores pueden pasar más tiempo con sus familias. Combatiendo la brecha salarial, resultados que indican los altos porcentajes de mujeres que no tienen el tiempo suficiente para trabajar por el cuidado de sus hijos. Y es que, según datos del INE, el número de excedencias por cuidado de familiares fue de 54.723 en 2020, de las cuales el 87,2% corresponden a mujeres. Implementar una jornada de 4 horas representa la opción de repartir por igual los cuidados familiares.

Mayor compromiso de los trabajadores

La reducción de días laborales da como resultado una plantilla de empleados más felices y, por lo tanto, más comprometidos con la empresa. Descansan lo suficiente para regresar a su lugar de trabajo con la energía y disposición necesaria.

Huella ambiental

Trabajar en casa o reducir la jornada a 4 días, supone menos costes de desplazamiento y por tanto menos contaminación. Este hecho afecta positivamente no solo al trabajador sino a las ciudades y a sus retos de sostenibilidad.

¿Qué opinan los trabajadores sobre la idoneidad de la semana laboral de cuatro días?

De momento solo tenemos la experiencia de otros países en los que también se están realizando planes piloto. En Islandia, por ejemplo, el plan triunfó. Pero también se está probando la reducción del tiempo laboral en Estados Unidos, Reino Unido y Bélgica. De momento, según encuesta hechas a la ciudadanía sobre la semana laboral de cuatro días los trabajadores creen que ganarán en conciliación (83 %). También valoran conseguir una mejor organización con los hijos o personas dependientes (78 %), ver incrementada su motivación (75 %) o el poder trabajar las horas acordadas por contrato, sin hacer horas extras (64 %).

Consideran, eso sí, que la semana laboral de 4 días podría repercutir negativamente en otros aspectos, como el aumento de la carga laboral (14 %) o tener menos margen para la desconexión digital (12 %).

Los primeros proyectos en el mundo para adoptar esta nueva jornada han arrojado buenos resultados tanto para empleados como empresarios, según defienden sus promotores. El mayor experimento hasta ahora, en Reino Unido, muestra que el 86% de las cerca de 70 empresas que participaron estaban satisfechas con la prueba y pretendían mantenerla en un futuro.

Botón volver arriba