Actualidad

Un desempleado con cónyuge e hijos recibirá mayor desempleo, pero podría perder el acceso al subsidio

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) toma en cuenta el estado civil y los hijos a cargo para aprobar una prestación.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) toma en cuenta el estado civil y los hijos a cargo para aprobar una prestación. Estos aspectos son determinantes para calcular la prestación de un trabajador que queda en paro. No es lo mismo estar casado, divorciado o tener una pareja de hecho a la hora de calcular la cuantía que cobrará ese desempleado en los sucesivos meses.

Diferencia entre prestación contributiva y subsidio

Estos criterios se valoran de manera diferente en función de si se trata de una prestación contributiva por desempleo (paro), a la que tiene derecho cualquier trabajador que haya trabajado y cotizado a desempleo al menos 360 días dentro de los seis años anteriores a quedar en la calle, o un subsidio, que es una ayuda asistencial que puede solicitarse cuando se ha agotado el paro o no se ha cotizado lo suficiente.

¿Cómo se calcula la prestación por desempleo?

El paro protege a aquellas personas que, pudiendo y queriendo trabajar, pierden su empleo, ya sea de forma temporal o definitiva. Según su situación personal y familiar, la cantidad a cobrar puede variar. Se tienen en cuenta dos factores: las bases reguladoras y los hijos a cargo.

Importe de la prestación por desempleo

El importe que se percibe es el 70% de la base reguladora durante los primeros 180 días de prestación y el 60 % a partir del día 181 hasta el final de la misma. Por tanto, a más nómina, mayor prestación después. Pero si se suman los hijos a cargo, las cuantías aún pueden aumentar más: así, la mínima sin hijos este año es de 560 euros, pero con uno o más, el importe asciende a 749 euros. Ocurre lo mismo en las cuantías máximas: sin hijos es de 1.225 euros; con uno se eleva a los 1.400 euros, y con dos hijos o más llegaría hasta los 1.570 euros.

Subsidios por desempleo: ¿Cómo afectan el estado civil y los hijos a cargo?

Los subsidios por desempleo presentan un caso diferente. Actualmente, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) es la referencia usada por el SEPE para determinar si un desempleado puede cobrar o no un subsidio, en función de sus ingresos mensuales. El tope máximo de ingresos permitidos en las ayudas por desempleo está regulado por ley (artículo 275 de la Ley General de la Seguridad Social) y se fija en el 75% del SMI, excluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias.

Aumento del SMI y acceso al subsidio

Si aumenta el SMI, el tope de ingresos sube y, por tanto, amplía el margen y abre la puerta para que más solicitantes puedan acceder a este subsidio. Con la subida del Salario Mínimo en 2024 (de los 1.080 a los 1.134 euros), el 75% del SMI también aumenta, pasando de los 810 euros mensuales en 2023 a los 850,50 euros al mes este año.

Cálculo del tope de ingresos para el subsidio

Para calcular ese tope de ingresos mensuales de 850,50 euros que no puede rebasar el desempleado para acceder a un subsidio o ayuda familiar, no sólo se tienen en cuenta los suyos, sino también los de su cónyuge e hijos menores de 26 años o mayores con discapacidad o personas menores acogidas si conviven o dependen económicamente del desempleado y no tienen rentas mensuales superiores al 75% del SMI.

Te interesa

Impacto del estado civil en el subsidio

El estado civil también cuenta. Aunque para recibir, por ejemplo, una pensión de viudedad da igual si se está casado o si es unión de pareja de hecho, en el cálculo de la cuantía de un subsidio por desempleo, ser pareja de hecho no tiene la misma consideración de cónyuge. Es decir, la pareja de hecho no entraría en el cómputo de rentas y, por tanto, aunque con su aportación superase el umbral de rentas familiar exigido por el SEPE, no se tomaría en cuenta y el desempleado podría recibir la ayuda.

Subsidios por desempleo: ¿Cómo se consideran los hijos en el cálculo?

En el caso de los subsidios por desempleo, si el solicitante es una persona separada legalmente o divorciada, se le considerarán cargas familiares los hijos comunes del matrimonio que convivan con él y reúnan los requisitos de edad, es decir, que sean menores de 26 años -o mayores con discapacidad- y carezcan de rentas propias. Si los hijos no conviven con el afectado, pero éste tiene la obligación de pasar una pensión alimenticia por sentencia firme o convenio regulador, también se considerarán cargas familiares a todos los efectos de calcular la cuantía.

Separación de hecho y subsidios por desempleo

La separación de hecho, si no se ha presentado demanda de nulidad, separación o divorcio o el juez no ha dictado las medidas provisionales, no supone la disolución conyugal y, por tanto, los cónyuges siguen obligados a asumir todas los gastos comunes del matrimonio. En este caso, no cambia la composición de la unidad familiar ni el sistema de cálculo de sus rentas, por lo que no se excluirá al cónyuge ni a sus rentas de la unidad familiar.

¡Síguenos en redes!

Exclusión del cónyuge en la unidad familiar

No obstante, podrá excluirse al cónyuge de la unidad familiar, si el solicitante justifica que le han admitido a trámite la demanda de nulidad, separación o divorcio, aunque no haya sentencia ni auto judicial adoptando medidas provisionales.

Caso de matrimonio y subsidios por desempleo

En caso de matrimonio, si el otro cónyuge tuviera hijos de una relación anterior y, además, estos conviviesen con el matrimonio, formarán parte de la unidad de convivencia y podrán alegarse por el afectado como carga, siempre que sean menores de 26 años o mayores con discapacidad o sean menores en acogida, y cumplan el requisito de carecer de rentas superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional.

Pareja de hecho y subsidios por desempleo

Sin embargo, en el caso de una pareja de hecho, los hijos de la pareja no podrán alegarse como carga ni podrán tenerse en cuenta sus ingresos para determinar si el afectado tiene responsabilidades familiares. Como excepción, si el solicitante es víctima de violencia de género, para establecer si tiene cargas familiares, su cónyuge agresor no se considerará miembro de la unidad familiar ni se tendrá en cuenta sus rentas, según el SEPE.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Redacción

Pedirayudas.com: Tu portal de referencia en asesoramiento de ayudas, prestaciones y recursos gestionado por profesionales del ámbito social.
Botón volver arriba