Actualidad

Subidas de hasta un 500% en las facturas de gas de hogares que están en mercado libre

Muchas familias no entienden la factura del gas y no saben reconocer la diferencia entre tarifa regulada y mercado libre.


Susto de impresión en muchas familias que han visto un recibo del gas que se ha multiplicado hasta por cinco en sólo un mes en algunos casos. De menos de 100 euros en noviembre o diciembre hasta los 500 euros de enero y sin esperarlo.

Las redes sociales se han llenado de protestas de ciudadanos que han denunciado la subida inesperada de su factura del gas, y no se libra ninguna comercializadora. Aunque en términos de clientes de gas, los cinco principales operadores representan el 95% del mercado (Iberdrola, Endesa, Naturgy, EDP, Repsol y hasta octubre pasado, Holaluz), según el informe de la CNMC de noviembre pasado.

«El problema es que son clientes que están en el mercado libre y que, pese a que deberían haber recibido una carta de su compañía gasista para la renovación de la tarifa fija que estaban pagando durante el último año, no hicieron caso», explican fuentes de sector energético.

Mercado libre

La gran mayoría de los hogares españoles aún siguen en el mercado libre, pese a que en el regulado, conocido como tarifa TUR (Tarifa de Último Recurso), está limitado por ley su precio.

De acuerdo con los últimos datos de la CNMC, a 31 de julio de 2022, el número de consumidores dentro de la TUR ascendía a 1,54 millones de clientes (el 19,6% del total), frente a los más de 6,3 millones del mercado libre que podrían optar a la TUR.

Sin embargo, desde octubre pasado se está produciendo una huida masiva de clientes del mercado libre al regulado, según aseguró la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en diciembre pasado. Casi medio millón de hogares cambiaron su tarifa a la modalidad regulada en apenas tres meses.

Es más barata la TUR

Entonces, ¿es mejor cambiarse a la TUR? En el contexto de volatilidad energética y de incertidumbre geopolítica, se puede decir que resulta más barata, a no ser que el contrato del mercado libre se haya firmado hace más de un año y todavía esté vigente.

Si no, por el momento, los números salen. Para hacerse una idea, con datos de octubre pasado, el precio variable rondaba los 0,08 euros el kWh frente a los 0,3 euros que llegaban a ofrecer algunas compañías en el mercado libre.

El Gobierno regula su precio mediante subastas y establece el coste de la energía. Se establecen revisiones trimestrales, en las que el precio puede experimentar cambios al alza, a la baja o mantenerse estable. Sin embargo, está intervenido su precio desde octubre de 2021 porque está prohibido incrementar la materia prima de estas tarifas en más de un 15% a quienes tienen contratada esta tarifa.

Además, la tarifa TUR de gas se caracteriza porque es única para todo el territorio nacional y está disponible para consumo de hasta 50.000 kWh al año (pero dependiendo de ese consumo, hay subniveles, TUR.1, TUR.2 y TUR.3). No hay permanencia y sólo la pueden ofrecer las comercializadoras de referencia españolas.

Si quieres recibir mas artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Cómo cambiarse?

La Tarifa de Último Recurso se puede contratar a través de las cuatro principales compañías energéticas de nuestro país, que han creado una empresa específica con un nombre diferenciador. Así que para saber si estás en la TUR o no, sólo hay que mirar el membrete de la carta que llega con el recibo.

La comercializadora del Grupo Iberdrola es Curenergía y su teléfono es el 900 100 309. La de Endesa es Energía XXI y su número de contacto es el 800 760 333. La del Grupo Naturgy se llama Gas & Power y el teléfono gratuito en el que se puede contratar la TUR es el 900 907 394.

Por último, la empresa TotalEnergies también oferta esta tarifa a través de Baser, el nombre de su comercializadora de último recurso, cuyo teléfono es el 900 902 947.

El proceso de contratación es sencillo. Sólo hay que entrar en la web de cualquiera de estas compañías o llamar al teléfono y seguir los pasos. Se suele necesitar facilitar datos como el DNI, la dirección del domicilio o un método de pago. También se podría pedir el número CUPS o la copia de escritura de propiedad, el contrato de alquiler, o certificados de instalación de tu vivienda.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que el cambio a una tarifa TUR es totalmente gratuito, y una vez contratada el cambio no debería tardar más de 3 semanas en efectuarse.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba