Actualidad

¿Si sube el salario mínimo también sube mi sueldo? así afecta la nueva subida SMI

Con este nuevo aumento, el SMI alcanza al menos el 60% del salario medio. La subida tendrá efecto retroactivo.


“Es un día muy importante para las trabajadoras y trabajadores de nuestro país». Así empezaban las primeras palabras de la ministra de Trabajo y vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz.

Estas palabras vienen marcadas por dos cosas: la primera, que el SMI quedará fijado en 2023 en 1.080 euros mensuales tras aumentar un 8%. La segunda, que el Gobierno cumple, así, el objetivo fijado a principios de legislatura de que el sueldo mínimo alcanzase al menos el 60% del salario medio. Recordemos que en 2019 el SMI estaba fijado en 900 euros mensuales.

¿Si sube el salario mínimo sube también mi sueldo?

Esta es la pregunta que se hacen muchos trabajadores españoles desde que se conoció el incremento del 8% del SMI.

Cabe recordar que el salario mínimo interprofesional es la cuantía retributiva mínima (ahora fijada en 1.080 euros) que percibe un trabajador por la jornada legal de trabajo, independientemente del tipo de contrato que tenga o de si se tiene derecho a pagas extras o están prorrateadas.

Según cálculos de los sindicatos a partir de la Encuesta de Población Activa (EPA), el SMI de 2023 beneficiará a entre 2,3 y 2,5 millones de trabajadores en España, con especial incidencia entre las mujeres, los jóvenes y empleados en sectores como el agrícola.

El SMI sólo afecta a aquellas personas que reciben unos ingresos menores al establecido por ley

Ahora bien, el SMI sólo afecta a aquellas personas por cuyo trabajo reciben unos ingresos menores al establecido por ley, esto es, los que cobren menos de 15.120 euros anuales y tengan contratos a jornada completa. Para contratos temporales toca hacer el cálculo proporcional.

Salario mínimo no es lo mismo que el salario base

También hay que tener en cuenta que el salario mínimo no es lo mismo que el salario base. Un salario está compuesto por el salario base, que es la retribución fijada por unidad de tiempo o de obra, y por complementos como antigüedad, pagas extra, resultados de la empresa o primas, entre otros. Así pues, a un trabajador que tenga un salario base de 1.080 euros no le afectará el incremento aprobado por el Gobierno, ya que dicha cifra es superior al sumar los complementos salariales.

En definitiva, la subida del salario mínimo beneficia a los trabajadores cuya relación laboral no está regida por convenio colectivo de aplicación y cuyo cómputo anual es menor a los establecido en el SMI, es decir, cuando sus ingresos son inferiores de los 15.120 euros anuales. El incremento del 8% también afecta a los beneficiarios de los subsidios por desempleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Sin embargo, los 1.080euros no es la cantidad que ingresan los trabajadores del SMI en su nómina ya que se debe descontar el pago de impuestos y la Seguridad Social.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Belén Romero Escolano

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba