Actualidad

Responsables de nuestro consumo eléctrico, sin margen para vivir

Las claves para entender los cambios en la nueva factura de la luz

Lo que conlleva la nueva factura de la luz

Tarifa eléctrica en 2021: Como ahorrar con la nueva factura de la luz


El pasado 1 de junio se implantó la nueva factura eléctrica, la cual pretende cambiar por completo nuestro modo de consumir energía. Para poder controlar el importe que nos llega cada mes. Esta medida ha llegado cargada de polémica, y es que, los consumidores no están convencidos de que esto suponga un beneficio, si no más bien al contrario.

A pesar de ello, desde el Gobierno insisten en que, si nos adaptamos, conseguiremos ahorrar en nuestra factura de la luz, y tendremos mayor responsabilidad en el precio a pagar.

La teoría de la nueva factura

Nos han contado que, con el nuevo recibo de la luz, se podría llegar a abaratar el gasto al introducir la discriminación horaria. Según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), supondrá un ahorro medio del 3,4% para los 19 millones de consumidores domésticos que no tienen discriminación horaria.

Otros ocho millones ya la tienen y la nueva tarifa supondrá un aumento de dos euros al mes. En total, hay unos 27,5 millones de consumidores, de los que unos 10,7 millones están acogidos a la tarifa regulada PVPC (y de estos, en torno a un millón tienen discriminación horaria): para ellos el cambio será automático.

Los alrededor de 17 millones restantes del mercado libre deben negociar la tarifa con sus comercializadoras. De ellos, 9,5 millones no tienen discriminación horaria y el resto sí.

Los consumidores con una potencia contratada inferior a 15 kW pasarán de tener seis tarifas a una sola, y se facturará de manera diferente según los tres periodos horarios (punta, de 10.00 a 14.00 y de 18.00 a 22.00; llano, de 8.00 a 10.00, de 14.00 a 18.00 y de 22.00 a 00.00; y valle, de 00.00 a 8.00 y los fines de semana y festivos). De manera que pagarán por la electricidad según la hora del día en que la consuman.

Asimismo, podrán cambiar la potencia dos veces entre horario punta y valle. El regulador calcula que el consumo en las horas valle puede llegar a ser un 95% más barato y que los cambios de hábitos podrían suponer un ahorro de entre 200 y 300 euros anuales.

Las críticas no han tardado en llegar

Las organizaciones de consumidores, mostraron su rechazo y llegaron a reclamar al Gobierno que diera marcha atrás. Reclaman que esta medida penaliza al pequeño consumidor en beneficio de los grandes.

Entienden que el traslado de las franjas de uso con la electricidad más barata a horas de la madrugada resulta ineficaz para la mayor parte de los hogares, especialmente los más vulnerables. Asimismo, denuncian que en este mes de junio se podrían producir aumentos de hasta el 27% en la factura.

Según los datos publicados a última hora del lunes pasado por Red Eléctrica. Este martes se han pagado 114 euros por megavatio hora (MWh) hasta las ocho de la mañana en el mercado mayorista (35% de incidencia en el recibo). La hora más cara sería las nueve de la noche (248 euros por MWh).

OCU aviso de la penalización

La OCU adelantó en febrero que la distribución de los cargos penaliza en exceso al pequeño consumidor en beneficio de los grandes. Al establecer que los hogares y el conjunto de los suministros en baja tensión soporten el 75%.

Según la OCU, aunque la subida esperada para un hogar con discriminación horaria rondaría el 8,5%, podría alcanzar hasta el 27,3% según la compañía contratada en junio. “Pese a que los cambios solo afectan a los componentes regulados, la mayoría de las comercializadoras que han dado a conocer sus tarifas para nuevos clientes aplican subidas muy superiores a las esperadas y los actuales clientes todavía no conocen qué sorpresas les ofrecerá su compañía”, denuncian.

No obstante, la OCU ha hecho cálculos del nuevo modelo y a su juicio, el ahorro podría alcanzar 574 euros si se usan siempre los electrodomésticos en horario valle (en torno al 50% del total) en vez de hacer el 100% del consumo en horario punta. Se considera que ahora mismo un consumidor medio ya realiza el 29% del consumo en horario punta, el 26% en horario llano y un 45% en horario valle, con los hábitos actuales.

Asimismo, recomienda que si se evita el horario punta se puede ahorrar en torno a 30 euros al año por cada lavadora, secadora y lavavajillas sin necesidad de usarlos de noche, solo aprovechando el horario llano los días laborables.

Para los aparatos con programación, se puede sacar partido al horario valle y el ahorro podrá alcanzar los 130 euros entre los tres electrodomésticos.

Consejos de la OCU para ahorrar en el hogar

Elige una buena tarifa

Por ahora, si tienes una tarifa de precio regulado (PVPC) estos horarios y precios se te van a trasladar tal cual. En cambio, si estás en el mercado libre, hay centenares de tarifas eléctricas distintas y en cada una de ellas las nuevas tarifas se pueden adaptar de forma diferente.

Debemos estar atentos a las comunicaciones que lleguen de tu empresa eléctrica para saber cómo van a hacerlo. A partir de ahí, elegir la tarifa que más nos beneficie.

Ahorra con la potencia

Otra posibilidad de ahorrar que ofrecen estas tarifas es la de tener dos potencias contratadas. Cada kW que contratas para las horas punta y llano te cuesta 30,67 euros al año, mientras que el kW contratado para las horas valle es baratísimo, solo 1,42 euros por año.

Si mantienes contratados 4,4 kW para todo el día, pagarás 180 euros al año (impuestos incluidos) solo por la parte fija de tu recibo. En cambio, si reduces tu potencia de día a 3,3 kW y mantienes 4,4 kW solo de noche y fines de semana, pagarás 137 euros al año por el término fijo.

Ahorra con los electrodomésticos

Debemos procurar usar los electrodomésticos en los horarios más baratos y evitar, en lo posible, las horas punta. Esta capacidad de adaptar dependerá de cómo sea tu casa y tu vecindario, además de tus obligaciones fuera del hogar.

Poner la lavadora por la noche puede molestar a tus vecinos, pero en otros casos, te resultará sencillo evitar los horarios punta e incluso aprovechar el horario valle.

Se trata de estar atentos y una buena idea es colgar un esquema horario en la cocina para que todos los que viven en casa los conozcan y los tengan en cuenta.

Lavadora, secadora y lavavajillas: prográmalos

Si consigues evitar el horario punta (de 10 a 14 horas y de 18 a 22 horas en laborables). Puedes ahorrar en torno a unos 30 euros al año por cada uno de estos aparatos sin necesidad de usarlos de noche, solo aprovechando el horario llano los días laborables. Programando por la noche estos electrodomésticos (o los fines de semana), sacarás partido al horario valle y el ahorro podrá alcanzar los 130 euros entre los 3 electrodomésticos.

Si tienes termo eléctrico, que caliente de noche

Los termos arrancan regularmente cuando notan que el agua se enfría para recuperar la temperatura fijada. No tiene sentido que el termo se encienda si sabes que no vas a usar el agua caliente en un periodo largo, por ejemplo, cuando sales de casa para ir a trabajar.

Con un sencillo programador en el enchufe, podrás hacer que el termo cargue de madrugada y que se apague a las 8 de la mañana, cuando acaba el horario valle. Si vas a usar el agua por la tarde, puedes programar también para que caliente algún rato durante el horario llano.

El ahorro puede ser de hasta 234 euros al año si puedes hacer el 100% del consumo en horario valle.

Cocinar los fines de semana

Cambiar los horarios de las comidas o cenas suele ser complicado, pero sí que puedes procurar tener alguna comida preparada y usar solo la energía necesaria para calentarla.

Los fines de semana son horario valle: puedes aprovechar durante las 24 horas del sábado y el domingo para cocinar algunos platos que se puedan tomar a lo largo de la semana. Un robot de cocina programable o una olla de cocción lenta que trabaje de noche te pueden ayudar también a evitar los consumos en horario punta.

La dificultad de aplicar todas estas medidas y consejos

Estamos de acuerdo en que la teoría está bien clara, incluso puede parecer asequible y relativamente fácil de conseguir. Sin embargo, estos horarios no contemplan las distintas situaciones y horarios de trabajo y obligaciones de la mayoría de los hogares.

Consideramos que no se puede hacer responsable al consumidor de que su factura resulte más cara porque no ha planchado o puesto los electrodomésticos en los horarios más económicos, que precisamente coinciden con los momentos que deberían dedicarse al descanso.

Según FACUA, un alto porcentaje de familias no cuentan con viviendas con alta eficiencia energética, equipos a los que se pueda programar el horario ni máquinas que les permitan acumular energía de madrugada para utilizarla durante el día.

Además, se han incluido en los horarios más caros los periodos del día en que muchos consumidores hacen uso de la climatización o teletrabajan.

Una medida en una etapa de alto consumo

Esta medida, que llega a principios de verano, afectará también en el consumo del aire acondicionado, algo vital para los hogares de este país, especialmente en el sur. Donde la compañía eléctrica se hará de oro, ya que no se puede estar sin aire acondicionado, no solo en las horas de la tarde, si no desde por la mañana hasta casi entrada la noche.

Es impensable que, tras una jornada completa de trabajo, tengamos que dedicar la noche a poner lavadoras o planchar, en lugar de poder descansar y pasar tiempo en familia. En lugar de invertir en mejoras de las redes de distribución, han cargado a las familias con toda la responsabilidad de su factura, añadiendo una responsabilidad más al día a día.

Tendremos que esperar para ver cómo se desarrolla esta medida, y cómo se adaptan los hogares del país a los tramos horarios. Para intentar no pagar precios aún más, desorbitados, de lo que ya lo estábamos pagando.

Enlaces de interés

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba