Actualidad

Paga extra de navidad ¿cómo saber si tengo derecho?

El mes de diciembre llega con un regalo para los trabajadores: muchos de ellos recibirán a lo largo de estos días previos a las fiestas la paga extra de Navidad


El mes de diciembre llega con un regalo para los trabajadores: muchos de ellos recibirán a lo largo de estos días previos a las fiestas la paga extra de Navidad, una de las dos grandes gratificaciones que perciben los empleados al margen de su salario base.

En este artículo vamos a ver en qué consiste la paga extra de Navidad, cómo saber si tengo derecho a la misma, cómo se abonan y cuál es su cuantía.

¿En qué consiste la paga extra?

La paga extra se trata de un derecho reconocido en el artículo 31 del Estatuto de los Trabajadores, a tenor del cual se establece que el trabajador tiene derecho a dos gratificaciones extraordinarias al año, una de ellas con ocasión de las fiestas de Navidad.

¿Cómo saber si tengo derecho a la paga extra de Navidad?

Para cobrar la paga extra en su totalidad, deberás haber trabajado los seis meses anteriores (en los casos en los que existan dos pagas extra); de lo contrario, solo recibirás la parte proporcional que haya trabajado en la empresa hasta esa fecha de cobro de la gratificación extraordinaria.

Si quieres recibir mas artículos cómo este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

¿Cómo se abonarán las pagas extras?

Por norma general se abonan como si se tratase de un salario más aunque en una fecha diferente, pero el Estatuto de los Trabajadores contempla la posibilidad de que los convenios colectivos acuerden que el importe de estas pagas se pueda prorratear a lo largo de los 12 meses.

Si esta paga de Navidad se prorratea, no recibirás ninguna cantidad extra en estas fiestas, simplemente tendrás un salario ligeramente mayor todos los meses, debido a que se incluirán los importes de las pagas divididos de forma proporcional por mes.

Cuantía de la paga extra

La cuantía de la paga extra se fijará de acuerdo a lo que establezcan los convenios colectivos.

De todas formas, en un trabajo a jornada completa no puede ser inferior al salario base de 30 días ni al Salario Mínimo Profesional (SMI).

Laura Castilla

Asesora Sociolaboral
Botón volver arriba