Ley mordaza: El silencio de la ciudadanía

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

1088888848036_850866884936361_7853793432728433546_n
 

El jueves 26 de Marzo el gobierno aprobó gracias a la mayoría absoluta del PP la ley conocida como “Ley Mordaza” reformando, de esta manera, la ley orgánica 10/1995. Esta ley se ha aprobado con 180 votos a favor, 140 en contra y una abstención. Esta ley entrará en vigor el 1 de Julio de 2015. Esta es una de las reformas que más ha dado que hablar por la oposición y los movimientos sociales.

En esta reforma se vuelve a instaurar la condena a cadena perpetua que se abolió en España en el año 1928. Además se convierten en sanciones administrativas sin tutela judicial los juicios de faltas. La oposición coincide en que estas medidas tan duras son una reacción contra las protestas ciudadanas contra el gobierno de Mariano Rajoy.

Los grupos de la oposición han establecido una postura muy crítica con esta reforma argumentando que es una ley de carácter dictatorial o autoritario saltándose las libertades de cualquier estado democrático.

Desde que la ley se aprobó por el consejo de ministros hasta que ha llegado al congreso se han modificado varios puntos de esta ley. Durante su tramitación la oposición envió 250 enmiendas para la modificación de la ley que aprobaron los ministros del PP. 19 puntos fueron eliminados y 14 modificados. Algunos de estos cambios son la consideración del “botellón” como falta leve que inicialmente se consideraba falta grave e iba a ir acompañado de una multa de 30.000 euros.

Movimientos sociales y organizaciones como Green Peace se han opuesto también a la ley mordaza. Green Peace ha reunido análisis y de organismos e instituciones europeas concluyendo que esta reforma atenta contra los principios básicos del derecho internacional.

Pero la ley mordaza no solo afectará a nuestra actividad diaria en la calle, sino que también nos afectará en nuestras actividades en Internet. A partir del 1 de Julio que es cuando entra en vigor esta ley no podremos acceder a ninguna página web que divulgue o incite a participar en grupos terroristas. Según esta ley los actos terroristas son aquellos que desestabilicen la paz social. Tampoco se podrán organizar manifestaciones o protestas a través de Internet. Las fotos que hagamos en las que aparezca algún policía y por las cuales se pueda poner en peligro a él o a su familia no pueden aparecer en la web y esto supondrá un delito y una pena para aquellas personas que cuelguen dichas imágenes.

 
BIBLIOGRAFÍA: LA MAREA
 


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Articulos relacionados

Diego Sánchez-Cascado

Sobre Diego Sánchez-Cascado

Periodismo y humanidades, universidad Carlos III de Madrid en la facultad de humanidades. "Confiemos en que el ser humano vuelva a hablar"

  • Gonzalo Ramos Aranda

    LIBERTAD DE EXPRESION

    “Pobre voz confinada a ser oída en la nada”

    Voces encadenadas
    a silencio tan cruento,
    las almas condenadas,
    el callar es tormento.

    Obrar con libertad,
    garantía majestad,
    libertad de expresión,
    sueño de mí Nación.

    Obstruye el pensamiento
    la maldita censura,
    limita el intelecto,
    es del diablo su hechura.

    El miedo paraliza,
    el cerebro agoniza,
    pobres hombres silentes,
    todos son insipientes.

    Dictadura en la cumbre,
    ya se hizo costumbre,
    legislando se abraza
    la pinche “ley mordaza”.

    Prohibir información,
    cegar puntos de vista,
    la perversa intención
    de “estadistas” fascistas.

    Que la boca cerremos,
    quieren esos cabrones,
    que dientes apretemos,
    “chitón” a las razones.

    ¿Expresarte? . . . ¡jamás!,
    nada puedes decir,
    tal vez se escuchen más
    tus quejas al morir.

    El yugo del bozal
    llegó a la yugular,
    si te impiden hablar
    las ideas desangrar.

    Mas, el ser de conciencia
    no lo permitirá,
    pues perdiendo su esencia,
    a servil llegará.

    Un pueblo sometido
    siempre será vencido,
    represión del gobierno
    ¡mandémosla al averno!

    Venturoso aquel día,
    en que, sin cobardía,
    usemos la palabra
    sin censura macabra.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, Distrito Federal . . .
    Reg. SEP Indautor No. 03-2008-101313351700-01