Actualidad

Las gasistas avisan de que tardarán hasta un año en cambiar a la TUR a los millones de clientes que lo solicitan

Las compañías reguladas piden al Gobierno que habilite un modelo "más ágil" y permita a las empresas del mercado libre comercializar esta tarifa regulada.


El pánico energético ante el alto precio del gas que viene proclamándose desde hace meses como consecuencia del nuevo paradigma energético europeo. El cual ha hecho que muchos consumidores hayan optado por trasladarse a las tarifas de último recurso (TUR) de gas y luz (PVPC).

Los precios tan competitivos de la TUR, que por ley solo pueden comercializar cuatro empresas, se deben a que esta tarifa permanece topada desde el pasado año para frenar el impacto de la subida del gas en los mercados internacionales.

Se mantendrá este tope hasta el finales de 2023

El Gobierno se ha comprometido a mantener este tope hasta el final de 2023 y a subvencionar desde ahora el déficit que se genere con esta medida a cargo de los presupuestos generales del Estado. Para lo que empleará un paquete de 3.000 millones de euros (parte de ellos se destinarán también a subvencionar la nueva tarifa de los clientes de calefacción central).

Esta decisión ha provocado un completo vuelco en el mercado minorista del gas, en el que hasta ahora apenas se producían 65.000 cambios al año del mercado libre a la tarifa regulada. Ahora, en menos de dos meses, unos 250.000 usuarios habían formalizado ya ese paso, según fuentes del sector. Las quejas recurrentes por las dificultades para tramitar este traspaso en medio de la avalancha de solicitudes han provocado la apertura de una investigación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y del Ejecutivo.

Falta de recursos para realizar los cambios

A pesar de que desde el sector se asegura que se han incrementado los recursos técnicos y humanos para gestionar los miles de peticiones, advierten de que será imposible tramitar los cambios de tarifa de millones de consumidores (algo menos de 6,5 millones permanecen el mercado libre) a tiempo de que estos puedan beneficiarse de las rebajas durante los meses de frio, cuando más gas se consume. Estiman que ni multiplicando por 100 los medios disponibles por las cuatro comercializadoras se lograría facilitar el cambio de todos los usuarios a la TUR antes de un año

Si quieres recibir mas noticias como esta, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

Cambios en el mercado

Las cuatro compañías energéticas que por ley ofrecen la TUR (las comercializadoras reguladas de Naturgy, Iberdorla, Endesa y TotalEnergies) han advertido de que, no podrán absorber por sí solas la enorme demanda de traspasos. Entre las posibles iniciativas podría estar la de hacer más sencillos los trámites para pasar del mercado libre al regulado o la de ampliar a todas las comercializadoras de gas la posibilidad de ofertar la TUR.

Desde la asociación de empresas gasistas Sedigas recuerdan que la mayoría de las comercializadoras que operan en el mercado libre no pueden ofrecer esta tarifa de último recurso y que esta situación podría poner en riesgo la actividad empresarial de buena parte de ellas. Además, alertan de que generaría el efecto indeseado de limitar de forma irreversible la competencia, aunque se haya planteado la subvención como una solución transitoria hasta finales de 2023.

Por todo ello, el sector está ya en conversaciones con el Ministerio de Transición Ecológica para abordar posibles respuestas a los atascos generados en los procesos de cambio y en el malestar de los consumidores por la situación.

La tarifa más barata

La TUR es una tarifa cuyos precios están regulados oficialmente, como la del PVPC en el mercado eléctrico. El Gobierno los actualiza de forma trimestral y se publican en el Boletín Oficial del Estado. Su subida está limitada desde septiembre de 2021 para mitigar el impacto de la escalada de los precios del gas en los hogares y las pymes.

Está compuesta por dos términos: uno fijo, que depende de la tarifa contratada, y uno variable cuyo precio se aplica a la energía consumida. Los precios que están ahora en vigor se aplican desde el 1 de octubre al 31 de diciembre.

Pueden beneficiarse de estas tarifas los consumos anuales que llegan hasta los 50.000 kilovatios por hora.

Redacción

Pedirayudas.com: Tu portal de referencia en asesoramiento de ayudas, prestaciones y recursos gestionado por profesionales del ámbito social.
Botón volver arriba