Actualidad

La reforma del paro impactará a mas de 800.000 personas, en su mayoría de más de 50 años

El Gobierno aprobará "cuanto antes" un nuevo diseño de los subsidios para simplificarlos y hacerlos compatibles con un empleo.

Más de 800.000 parados, en su inmensa mayoría de más de 50 años, se verán beneficiados, o perjudicados, por la reforma de los subsidios por desempleo que hará, de forma inminente, el nuevo Gobierno.

Su intención es ponerse rápidamente manos a la obra para llevar a cabo unos cambios en el diseño, las condiciones y, probablemente, la duración y cuantía de estas ayudas por no tener trabajo, con el objetivo de lograr una simplificación y mejora de la protección asistencial, para reducir las figuras, ampliar el periodo máximo actual y vincularlas a cumplir un itinerario personalizado de empleo.

La reforma del paro impactará a mas de 800.000 personas, en su mayoría de más de 50 años

Estas prisas se deben, en realidad, a que esta reforma ya debería estar lista, puesto que se había pactado con Bruselas para el tercer trimestre de 2023, como uno de los compromisos para la llegada de los fondos europeos. Pero el adelanto electoral truncó el calendario y por ello la intención del Ejecutivo es llevarla a cabo «cuanto antes», aunque la complejidad del tema y el hecho de que debe ser negociada con los agentes sociales hacen difícil que se haga de forma exprés.

Pendientes de lo que se decida están en la actualidad más de 815.400 desempleados que están cobrando un subsidio de 480 euros al mes (el 80% del IPREM) por no tener trabajo y, o bien ya han agotado la prestación contributiva, o no cumplen con los requisitos de cotización y años de trabajo necesarios para acceder a ella, que es bastante más generosa que la no contributiva.

Significa esto que un 70% de las personas que están cobrando esta ayuda no contributiva de 480 euros al mes supera la cincuentena. Incluso cerca de 250.000 tienen más de 60 años y, por tanto, están a las puertas de la jubilación.

Te interesa

Elevada tasa de paro

Pero ya no solo es eso, sino que, además, la situación se complica aún más si se tiene en cuenta el elevado número de parados que llevan más de un año buscando empleo sin éxito. Son más de 1,1 millones, más del 40%, e incluso más de 720.000 llevan más de dos años intentándolo. Y, de nuevo, la mayoría superan los 50 años.

La conclusión es clara: a más edad, más dificultades tienen para encontrar un empleo. Y, además, están sometidos a un claro riesgo de expulsión del mercado laboral.

Para ello, el Gobierno prevé apostar por hacer compatible esta prestación con un empleo como método para incentivar la reincorporación al mercado laboral, tal y como le instó recientemente la OCDE y como ya hacen otros países europeos. Porque en ocasiones los parados rechazan una oferta de trabajo por no compensarles perder su tiempo libre y cobrar un salario que consideran insuficiente.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social
Botón volver arriba