Actualidad

La rebaja de los carburantes y la subida del Ingreso Mínimo Vital se mantendrán durante 3 meses mas

Las ayudas se ampliarán hasta el 30 de septiembre, según avanza el presidente


El presidente del Gobierno de España anunció este miércoles 1 de junio 2022 la prorrogación de las medidas anticrisis por tres meses. A fin de reducir los efectos que la guerra en Ucrania está teniendo sobre la economía española.

Los ciudadanos en general, que ven cómo sube la inflación a causa de esta guerra, van a contar siempre con la protección de su Gobierno”, aseguró el Presidente del Gobierno. ”Somos el mismo Gobierno que enfrentó la pandemia y somos el Gobierno que hará todo lo que está en su mano y más para proteger a nuestra economía y a nuestras familias ante los efectos de la guerra”, agregó el Presidente del Gobierno.

Medidas incluidas

Las medidas incluyen la bonificación del carburante, la reducción de los impuestos sobre la electricidad, el aumento del Ingreso Mínimo Vital y la prohibición de la subida de las rentas en más del 2 %.

El jefe del Ejecutivo tendrá que someter al Congreso un nuevo real decreto que será «sustancialmente» igual al aprobado en marzo, pero puede incluir «ajustes o mejoras». Podemos (socio del Gobierno), que ya desempeñó un papel clave para que el Gobierno tuviera en cuenta medidas como la que afecta al IMV o los alquileres, presiona ahora para ampliar el paquete con un fondo para ayuntamientos y comunidades que permita rebajar a 10 euros los abonos de transporte.

Aprobado el pasado 29 de marzo, el decreto ley contiene medidas como el descuento de 20 céntimos a los carburantes, una ampliación de la cobertura y el descuento del bono social eléctrico o el ingreso mínimo vital o la prórroga de las rebajas fiscales aplicadas a la factura de la luz, pero su vigencia temporal caduca el 30 de junio. Prorrogarlo implicará que el Consejo de Ministros apruebe otro decreto ley antes del 30 de junio, que después deberá ser convalidado por el Congreso.

Un plan de 16.000 millones

El Gobierno cuantificó en su presentación del plan en 16.000 millones de euros el impacto del decreto ley, con 6.000 millones en ayudas y rebajas fiscales y 10.000 millones en una nueva línea de créditos avalados por el ICO.

El decreto contiene la principal medida acordada con el sector del transporte, la rebaja de 20 céntimos por litro de combustible repostado, extendida a todos los consumidores, y los 450 millones en ayudas directas. Otros sectores beneficiarios de ayudas son el agrario, el pesquero y la industria, con subvenciones directas para las gas intensivas, una rebaja de peajes en la factura energética y la ampliación de compensaciones por los costes de emisión de dióxido de carbono (CO2).

También contempla una limitación temporal de las subidas del alquiler hasta el 2 % y la limitación para despedir por causas objetivas por aumento de los costes energéticas para empresas que reciban ayudas públicas o se acojan a medidas extraordinarias de protección al empleo. Asimismo, aumentan las cuantías en un 15 % del ingreso mínimo vital, se amplían los supuestos para acceder a los descuentos del bono social eléctrico, se prorrogan otros tres meses más las rebajas fiscales aplicadas a la electricidad y se adoptan medidas para acelerar el despliegue de instalaciones renovables y facilitar el autoconsumo, entre otras medidas.

El Gobierno tiene la «mano tendida» para negociar la prórroga

La portavoz del Gobierno y ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, ha ratificado que el Ejecutivo va a prorrogar el decreto con medidas para hacer frente a la crisis derivada de la guerra en Ucrania, pero se ha abierto a hacer «algunos ajustes».

Botón volver arriba