Actualidad

La pensión no contributiva no alcanza ni a la mitad del salario mínimo en España

La revalorización de un 15% de las pensiones no contributivas, impulsada desde el Ministerio de Seguridad Social, liderado por José Luis Escrivá, no es suficiente para asegurar el poder adquisitivo de los jubilados.


Pensiones muy bajas, algunas rayando en la miseria, son las que reciben los más de 444.000 pensionistas no contributivos en España, ya que, en promedio, lo que cobran cada mes no llega ni siquiera a la mitad del salario mínimo interprofesional (1.080 euros mensuales), según reflejan las estadísticas recién actualizadas por el Instituto de Mayores y Servicios Sociales, correspondientes a enero de 2023.

En concreto, las pagas de jubilación tienen un importe medio de 475,46 euros, mientras las de invalidez son algo superiores, 527,16 euros de media, lo que arroja una cuantía conjunta de 501,31 euros en enero. Y así seguirán todo el año, salvo decisión en contra del Gobierno, puesto que las pensiones no contributivas poseen una cuantía anual fija, que se establece en los Presupuestos Generales del Estado.

Este ínfimo importe es el que cobran sus titulares, pese a que se benefician de la prórroga de la subida del 15% que habían experimentado estas pagas en verano, dentro del paquete de medidas económicas para luchar contra la inflación y la crisis desencadenada por la guerra en Ucrania.

Este tipo de pensiones las financia el Estado, a través de la Seguridad Social, y las gestionan las autonomías que tienen transferidas las funciones del Imserso, o el propio instituto. Son las que se conceden a personas que no tienen 15 años cotizados (este es el mínimo para tener derecho a una pensión contributiva y existen dos tipos: de jubilación e invalidez, que son incompatibles entre sí.

Importe: 6.784,54 euros anuales, en 14 pagas

Tal como detalla el Imserso, la Ley 31/2022, de Presupuestos Generales del Estado para 2023 y el Real Decreto-ley 20/2022, de medidas de respuesta a las consecuencias económicas y sociales de la Guerra de Ucrania, establecen para las pensiones de la Seguridad Social en su modalidad no contributiva una revalorización del 15% respecto a la cuantía establecida a 1 de enero de 2022.

De este modo, en 2023, el importe de las pagas queda establecido en 6.784,54 euros íntegros anuales, que se abonan en 12 mensualidades más dos extraordinarias al año. El importe medio mensual abonado a cada pensionista ha quedado establecido, para la PNC de invalidez, en 527,16 euros, y para la de jubilación en 475,46 euros, algo superior el de la PNC de invalidez al de la jubilación.

Por su parte, el número total de pensiones no contributivas en la nómina de enero de 2023 en todo el Estado español alcanza la cifra de 444.356 (el 0,04% menos que el mes anterior), con un coste de 220.451.036,01 euros para el Estado.

Si quieres recibir artículos como este, síguenos en redes: Facebook, Telegram, Twitter, Instagram y Google Noticias.

PNC de jubilación: 475,46 euros

Las estadísticas son meridianas al constatar la bajísima cuantía de la jubilación no contributiva. Según los datos correspondientes a enero de 2023, los jubilados no contributivos siguen sin alcanzar los 500 euros mensuales de media. En concreto, percibieron un importe medio de 475,46 euros en el primer mes del año, lo que significa el 9,9% más de lo que cobraban hace un año, pero aun así se quedan a mitad de camino del salario mínimo interprofesional (SMI), que desde este martes ha subido hasta los 1.080 euros mensuales.

En el último mes de 2022, estos jubilados cobraron de media 488,82 euros, y en noviembre, 939,44 euros en promedio, pero ello se debe a que entonces recibieron dos pagas; la corriente de noviembre, más la extraordinaria de Navidad.

Invalidez no contributiva: 527,16 euros

En cuanto a las personas beneficiarias de una pensión no contributiva de invalidez, perciben una nómina algo más elevada que quienes cobran por jubilación; en concreto, 527,16 euros en enero, frente a los 535,58 euros en diciembre de 2022. Un mes antes, en noviembre, la cuantía fue de 1.041,56 euros (incluyendo dos pagas: la ordinaria y la extra), mientras que en octubre, cuando tan solo se cobró la nómina del mes corriente, el importe medio de las pagas quedó establecido en 531,8 euros.

Las razones de la mayor cuantía de las pensiones no contributivas de invalidez son que «al menos 37.069 de sus beneficiarios perciben el complemento del 50% por necesidad de otra persona, además de porque el montante a percibir en nómina por atrasos es mayor al ser más compleja la gestión y, por ende, el plazo de resolución», tal como aclara el Imserso.

Tú haces posible este medio

Solo respondemos ante nuestros suscriptores: ante personas como tú que creen que nuestro trabajo importa. Por eso, si crees en este proyecto y en sus valores, pedimos tu colaboración para que podamos seguir siendo independientes. Nuestro objetivo es no depender de publicidad de grandes empresas, para que nuestra información siga siendo accesible y gratuita.

Te llevará menos de un minuto y puedes hacerlo desde Patreon con suscripciones que van desde 1€ al mes.

Aunque parezca una cantidad pequeña, sumada a las de muchas más personas, es lo que hace posible que existamos.

Muchas personas, con pequeñas decisiones, pueden hacer grandes cosas.

Haz posible este proyecto

Tania Esquer Bru

Trabajadora Social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba