ActualidadAhorro
Tendencia

La OCU explica como ahorrar hasta 300 euros en la nueva factura de la luz

El precio de la luz ha ido subiendo hasta alcanzar máximos históricos durante las últimas semanas, en plena ola de calor y en plena pandemia.

Con la nueva factura de la luz la pobreza energética se dispara en nuestro país, este no es el camino

Entra en vigor la rebaja del IVA de la nueva factura eléctrica del 21% al 10%

Cómo solicitar el Bono Social Eléctrico


El precio de la luz ha ido subiendo hasta alcanzar máximos históricos durante las últimas semanas, en plena ola de calor y en plena pandemia.

Ante la imposibilidad de muchas familias de llegar a final de mes compatibilizando este gasto, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha lanzado una serie de consejos y recomendaciones para conseguir ahorrar hasta 300 euros en la factura de la luz.

La OCU recomienda siempre revisar la factura de la luz contratada, calcular en qué momentos se consume más y menos luz y realizar pequeños gestos que nos ayuden, poco a poco, a disminuir el precio que se paga por tener la luz en casa.

Algunos de estos gestos, en la actual situación en la que nos encontramos, son los siguientes. Y cabe tenerlos en cuenta: son hábitos sencillos que, con la práctica, permitirán conseguir un gran respiro a final de mes.

Revisión la tarifa de luz contratada

La OCU recomienda revisar el contrato que hemos firmado con nuestra compañía eléctrica. Hay que conocer cuáles son las horas más caras para evitarlas, así como cuáles son las más económicas para optar por ellas.

Además, hay que tener en cuenta que hace poco se cambiaron las franjas de consumo, por lo que una simple lavadora puede llegar a costar hasta el triple en función de la hora en la que se vaya a ejecutar.

Escoger una adecuada tarifa eléctrica puede llegar a suponer un ahorro anual de 230 euros. Los expertos de la OCU advierten de que este mes de agosto se pagará el recibo más caro de la historia, por lo que conviene tener en cuenta estas recomendaciones y consejos para ahorrar lo máximo posible.

Aire acondicionado

El aire acondicionado en el gran protagonista durante el verano, especialmente en agosto y con una ola de calor muy fuerte en prácticamente todo el país, es recomendable saber ajustar la temperatura para evitar hacer un consumo excesivo de luz.

La temperatura ideal de aire acondicionado, tanto por salud, como por ahorro energético, se encuentra entre los 24ºC y los 26ºC. Hay que tener en cuenta que por ponerlo más frío no conseguiremos enfriar más.

Cuando se consigue mantener la temperatura, el gasto es menor, por lo que siempre gastará menos mantenerlo a esa temperatura que encenderlo y apagarlo constantemente.

Termo y frigorífico

Si no vamos a utilizar el termo o calentador eléctrico durante un largo período de días, conviene apagarlo.

Esto supone un ahorro importante que puede llegar a alcanzar los 500 euros anuales, según varios estudios. Con ello, se debe tener en cuenta que habría que apagarlo únicamente si no vamos a utilizarlo en plazos de días o semanas.

Con los frigoríficos o congeladores, se gastará menos luz cuanto más vacío esté. Por ello, conviene no llenar su capacidad más allá de lo necesario.

Hay que tener en cuenta que, según el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, la temperatura debería situarse en 5ºC en el frigorífico y -18ºC en el congelador, algo que ayuda a mejorar el consumo de luz.

Usa los electrodomésticos de manera eficiente

Usar bien los electrodomésticos no solo alarga su vida, con el consiguiente ahorro, sino que además permite reducir el consumo de energía.

  • Elige los programas que funcionan a temperaturas bajas (al calentar el agua es cuando más consumen): los programas ECO del lavavajillas, o lavar a 40º C la ropa se traduce en un ahorro del 40% en luz.
  • Puedes apagar placas eléctricas o el horno un poco antes de que acabe el tiempo de cocción y aprovechar el calor residual.
  • Mantén bien limpios tus electrodomésticos: es clave para aumentar su eficiencia, y eso se traduce en euros.
  • Standby

Se trata de un gesto muy sencillo y que permite ahorrar una importante cantidad de dinero.

Nunca habría que dejar los aparatos en standby, (el clásico piloto encendido en color rojo), ya que supone un importante gasto de luz. Por ello, si no se va a usar cualquier aparato como una televisión, videoconsola u ordenador, conviene apagarlo por completo.

Enlaces de interés

Tamara López

Graduada en Trabajo Social. Máster en Educación Social y Animación Sociocultural.
Botón volver arriba